Archivo de la etiqueta: Duarte Caseiro

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Fantasmas del pasado, Tarde para la ira.

 

 

Los presos del cine quinqui han vuelto, han cumplido su condena. Los muertos nunca volverán, eso está claro (los atributos de credibilidad que tenía aquel neorrealismo español de los ochenta se han esfumado con el tiempo). Los personajes de esta película ya no son delincuentes juveniles que se reúnen en un descampado para hablar de sus “palos”, fumar porros y escuchar a Los Chichos o a los Burning en su loro de una pletina. En Tarde para la ira son adultos que cometieron errores en el pasado y que quieren olvidarlos. Se reúnen en el bar para beber, jugar y escuchar, en este caso, a La Húngara o Miguel Poveda. Incluso la rumba y la juerga flamenca tienen un significado parecido pero no igual al que tenían en el cine de José Antonio de la Loma o en el de Eloy de la Iglesia. Es una vuelta a casa desde el exilio. Ahora los elementos narrativos expresan una renovación generacional que remite a la nostalgia.

 

Raúl Arévalo

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

La fortuna de morir, Ikiru.

 

El hombre es un genio cuando se está soñando. Akira Kurosawa

 

 – Akira Kurosawa

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

La injusticia de los pobres. Los olvidados

 

 

Los gallos o las gallinas forman parte de muchas “visiones” que tengo, a veces compulsivas. Es inexplicable, pero el gallo y la gallina son para mi seres de pesadilla. Luis Buñuel.

 

 – Cartel

 

Los olvidados es una película mexicana de 1950 claramente influenciada por el Neorrealismo surgido en Italia cinco años antes. El cineasta español Luis Buñuel trata en esta obra el duro e indecente día a día de los niños de la calle, mostrándolos como sucias víctimas de una sociedad irresponsable que consiente y admite el hambre, la incultura y la falta de principios. La mala educación o la presunta maldad natural son consecuencia de una realidad que no ofrece opciones y que somete a los desafortunados a la ley de la selva. Es la verdad que se esconde tras los majestuosos monumentos de las grandes ciudades. En este film Buñuel retrata la vida real de los barrios pobres de México D.F. a través de las vivencias de personajes auténticos. Buñuel no tiene ningún reparo en representar a sus protagonistas como perros callejeros dispuestos a saltar cualquier obstáculo moral con tal de conseguir un poco de carne. Este punto de vista le sirve para criticar duramente a un sistema que sólo se preocupa por mantener limpia su fachada para justificar sus intereses cuando el verdadero problema está creciendo en los desatendidos nidos que hay detrás de las luces. Se tuvo que vendar la mano porque con la lata de sardinas se hizo un buen corte en la mano. Vino la señora y le dijo: ¡Ay señor Luis, se ha herido en la mano! ¿Qué le ha pasado? Y él le contestó: No, si estaba abriendo una lata de caviar. Éstas son las cosas de Buñuel ¿no?Fernando Félez.

 

 

 – Luis Buñuel

 

El problema se crea por la desestructuración de la familia en todos sus sentidos: niños abandonados, huérfanos, sin una figura paterna, sin cariño… Todo es consecuencia de la miseria y el hambre que consienten los poderosos. Con el estómago lleno todos somos mejores. […] Si en lugar de a éstos pudiéramos encerrar para siempre la miseria… – Director de la granja de rehabilitación.

 

Los protagonistas de Los olvidados son niños desarraigados, en los que nadie confía, que encuentran su sitio en la calle formando una familia alternativa y falsa. La delincuencia es su forma de buscarse la vida y se convierten en crueles y cobardes humilladores. Los que mandan han creado un descampado de batalla de pobres contra pobres. La escena en la que el grupo de niños callejeros va tras el ciego (que también vive en la calle) y le roban entre vejaciones es un claro alegato a la no clemencia hacia nadie. Son subproductos que hay que eliminar o corregir. Son hijos del demonio (del sistema). Los tres protagonistas son un reflejo de los deshechos que puede causar la falta de estabilidad, cultura y valores. Jaibo es el niño malo sin remedio y sin familia, Pedro el rebelde sin padre y sin cariño materno y Ojitos el abandonado que se refugia en las faldas del ciego. Este último es un guiño a la figura del Lazarillo de Tormes, con lo que pretende denunciar la lentitud humana a la hora de fijar principios básicos y la ceguera social ante problemas que, por estúpido que parezca, siguen presentes.

 

 

 – Fotograma

 

El largometraje culpa a las instituciones oficiales de la existencia de grupos de niños violentos que viven en la calle, debido a la falta de métodos verdaderamente educativos. Tratar a estos niños como a una masa homogénea es un grave error, ya que necesitan una atención personal e individualizada. Esta idea se manifiesta de forma clara en una escena en la que el director de la granja le da dinero a Pedro para que salga a comprar confiando en que éste regrese. Uno de los “educadores” no lo entiende:

 

  • Ese sistema pedagógico le va a salir un poco caro. Si le da a cada uno de los muchachos…
  • A cada uno no porque cada muchacho representa un problema diferente. Éste necesita que crean en él y también algo del cariño que nunca tuvo.
  • ¿Y si no vuelve?
  • Habré perdido cincuenta pesos, las equivocaciones se pagan.

 

Buñuel pretende mostrar al ser humano como un animal que sin educación sólo responde a los instintos más bajos y egoístas, reivindicando así el valor de la cultura y los ideales inculcados en una persona, venga de donde venga. En Los olvidados todos se comportan como falsas gallinas comiéndose a una compañera herida. Lo débil es lo fácil. Advirtió que al fin se explicaba por qué era tan desalentadora aquella vida, en la que cada camino resultaba una improvisación y había que gastar la mayor parte del tiempo en vigilar cada paso que uno daba. El señor de las moscas, William Golding.

 

Han pasado siglos y siglos de evolución humana y sigue habiendo gente que vive en gallineros. Puede que todo siga siendo una cuestión de huevos.

 

Mi recomendación musical es la canción Ratas de ciudad de los Vómito.

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

¿Dónde estamos ahora? Moon

 

Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros. – Jean-Paul Sartre

 

Moon

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Cine quinqui: testimonio de una época de cambio (parte II)

 

 – Navajeros

 

En 1980, Eloy de la Iglesia dirige Navajeros, una película basada en la historia real del Jaro, un líder de la delincuencia juvenil que murió tiroteado a los 16 años. El papel del Jaro lo interpreta José Luis Manzano, un chico de barrio que acabó muriendo a los 29 años de sobredosis de heroína, pero que durante una década se convirtió en el apadrinado de Eloy de la Iglesia y en el actor principal de casi toda su filmografía, pasando a ser en uno de los rostros más reconocibles de la escena quinqui.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Cine quinqui: testimonio de una época de cambio (parte I)

Los hombres no se hacen criminales porque lo quieran, sino porque se ven conducidos hacia el delito por la miseria y la necesidad. – Ten-si. (Pensador chino del siglo V a.C.)

 

 

– El fenómeno quinqui

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Cuando vivir es peor que morir. Accattone

 

 

 – Cartel

 

En 1961, el escritor y poeta Pier Paolo Pasolini debuta como director con Accattone, obra clave del Nuevo Cine Italiano. Pasolini luchó en la Segunda Guerra Mundial y fue apresado por los alemanes. Logró escapar y al terminar la guerra ingresó en el Partido Comunista Italiano del que lo expulsaron en 1949 acusado de indignidad moral y de estar influenciado por determinadas corrientes ideológicas y filosóficas como las de Gide o Sartre. La ópera prima de Pasolini mama del Neorrealismo y de las primeras cintas de Fellini aunque es la visión personal de su autor la que hace de Accattone un relato diferente y con sello propio.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

No es fácil ser un drogadicto. Drugstore Cowboy

 

 

 

 – Drugstore Cowboy.

  Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Enfrentándose al destino. Easy Rider

 

 

En 1969, el actor Dennis Hopper dirige Easy Rider (Buscando mi destino), una road movie que traza la senda de los sentenciados a muerte injustamente por escoger una vida que no atraviesa el camino impuesto.

 

Wyatt (Peter Fonda) y Billy (Dennis Hopper), dos moteros de Los Angeles, emprenden un viaje por el sur de Estados Unidos con destino al Carnaval de Nueva Orleáns. Para financiar el trayecto recurren al tráfico de cocaína en la frontera con México. Durante su aventura se encuentran con diversos personajes que retratan las diferentes formas de afrontar la realidad que existe en la América de los 60: hostiles individuos que habitan los pueblos, un abogado alcohólico, un hippie autoestopista, dos prostitutas o un ranchero con familia numerosa.

 

Peter Fonda y Dennis Hopper

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Cuando ya no hay vuelta atrás. Los siete magníficos.

 

Los Siete Magníficos

 

Los siete magníficos (1960) es la película, junto a La gran evasión (1963), que convirtió a John Sturges en uno de los mejores cineastas americanos de la década de los 60. Es un remake de Los siete samuráis (1954) de Akira Kurosawa. La diferencia entre las dos versiones es que Los siete magníficos trata de forma más explícita los aspectos existencialistas que caracterizan al hombre solitario.

Sigue leyendo