Archivo de la etiqueta: albert rodriguez

NEGATIVO GANADOR: Los secundarios de Hitchcock

HITCHCOCK

Los secundarios de sus películas.

 

Hoy: Falso Culpable (1956)

 

 

“Les habla Alfred Hitchcock. Anteriormente les he ofrecido muchas películas de suspense pero esta vez quiero presentarles un tema distinto. La diferencia consiste en que esta se basa en una historia verídica del principio al fin, a pesar de ello contiene hechos más extraños que los de toda la ficción de las emocionantes películas que he realizado hasta ahora”.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Los secundarios de Hitchcock

HITCHCOCK

 

Los secundarios de sus películas.

Hoy:

 

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Los secundarios de Hitchcock

HITCHCOCK

 

Los secundarios de sus películas.

Hoy: Encadenados (1946) y Atrapa a un ladrón (1955)

 

 

Espionaje. Robos. Nazis. Atracos. Organizaciones secretas. Romance. Intriga. II Guerra Mundial. Thriller. Todas estas palabras, algunas de las cuales ponen título a algunos de los géneros cinematográficos más destacados, aparecen en sólo dos de los filmes de Alfred Hitchcock. El suspense era el fuerte de Hitch, pero queda más que claro que no sólo el suspense lo era. Dominaba y retrataba, como reflejan sus filmes, todos y cada uno de los aspectos de la vida de las personas valiéndose de reglas, las escritas y las no escritas, de los distintos géneros que hasta la fecha llenaban los cines y los despachos de los grandes productores de Hollywood.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Hitchcock, los secundarios de sus películas.

HITCHCOCK

Los secundarios de sus películas.

Hoy: La ventana indiscreta (1954).

 

 

Uno de los rasgos generales presente en la humanidad, es que somos unos cotillas mirones y Hitchcock consigue desnudarnos con esta realidad incómoda porque en mayor o menor grado todos lo somos.

 

A todos, o casi, nos gustan las películas; meternos en un espacio oscuro durante hora y media a espiar la vida de otros que es la sala de cine, y mirar a través de una ventana que es el encuadre, la vida de esos otros que no somos nosotros, que es el filme. Como bien nos muestran, pero centrándose en el sonido, películas como, “La Conversación” de Francis Ford Coppola, o el film alemán, “La vida de los otros” del director también alemán Florian Henckel von Donnersmarck, en las que el eje central de cada historia es un personaje que espía a otros personajes.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Hitchcock. Los secundarios de sus películas

Hoy: Extraños en un tren (1951) y Los 39 escalones (1935).

 

 

En el cine como en todas partes hay manías y maniáticos. Todos las tenemos pero hay una raza profesional en concreto que se lleva la palma. Los directores. Y entre los directores, el más palmeado es sin lugar a duda, Alfred Hitchcock.

 

Es habitual en la filmografía del curvilíneo director británico, la repetición de ideas o conceptos desarrollados hasta su fin lógico, que suele llegar con la muerte. Sus leitmotiv eran repetidos y explotados hasta niveles que interesarían a cualquier psicoanalista. Por ejemplo, la asiduidad con que narraba historias en las que un personaje inocente parecía culpable y/o la relación que existe entre madre e hijo son unos de esos leitmotiv.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR PRESENTA: Hitchcock. Los secundarios de sus películas

HITCHCOCK

Los secundarios de sus películas.

Hoy: Vértigo (entre los muertos) (1958) y Psicosis (1960).

 

 

A estas alturas poco puede escribirse del maestro del suspense y otros géneros. Así que hablaremos brevemente sobre como el director británico filmaba los personajes de menos peso en sus historias o adaptaciones: Los personajes secundarios.

 

Es sabido por todos los amantes del séptimo arte que Sir Alfred Hitchcock es el director con menos galardones y reconocimientos en el mundo del cine, pero pese a ello, la grandiosa aportación técnica y psicológica en todos y cada uno de sus filmes, es de las mayores y mejores herencias que este director irónico, sarcástico y miedoso, donó al arte del cine.

 

Con Alfred Hitchcock nace el origen de la fuerza narrativa y visual paralelas. Es decir, en sus películas nunca subordinaba la forma al contenido. Qué se cuenta y cómo se cuenta son conceptos hermanos y paralelos para Hitchcock; nunca una imagen o el subtexto de un diálogo desafinaba del resto. Nunca embellecía sus encuadres por que sí y siempre había una razón pensada para mostrar lo que mostraba y cómo lo mostraba. En el cine de Hitchcock siempre hay un motivo razonable o no, que se suma al alma del filme. Así que, podemos decir sin miedo a equivocarnos que, Sir Alfred era el mejor dándole forma al contenido.

 

Sus temas más recurrentes iban desde los asesinatos en serie, la obsesión que produce el amor o la intriga, a las falsas apariencias, que las llevaba a otro nivel como en “Con la muerte en los talones”, “Los 39 escalones” o “Falso Culpable”.

 

Sigue leyendo