Todas las entradas de admin

NEGATIVO GANADOR: Otro Cine Español

QUE DIOS NOS PERDONE (2016), de Rodrigo Sorogoyen

 

Los que me conocen saben que siempre he sido bastante fan de Stockholm (2013), una película que descubrí por casualidad en el Festival de Málaga y que entré a ver sin saber nada de ella. La película ganó mejor dirección, guion y actriz en el certamen, pero el principal atractivo que parecía tener para la prensa era que había sido producida mediante crowdfunding y con un presupuesto mínimo. He de reconocer que ésta también fue una de las razones que hizo que también me gustara más a mí, por resultarme más cercana como estudiante de cine (al estar hecha lejos de la industria a la que es tan difícil acceder) pero sobre todo por ser un ejemplo de que se puede hacer buen cine con pocos recursos y conseguir que algo tan “pequeño” como dos desconocidos volviendo de fiesta juntos, pudiese dar tanto de sí.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Cierre)

No hubo mucha sorpresa en una gala de clausura en la que el premio gordo se lo acabó llevando la propia ciudad de Sevilla cuando se anunció que, en el 2018, será la sede de los Premios del cine Europeo, organizados por la EFA (European Film Academy).

 

Un palmarés razonable: giraldillo de oro para Ma Loute (Bruno Dumont) por su “deliciosa locura”, mejor actriz para Raph por la misma película; premio especial del jurado y mención especial al mejor sonido y montaje para el western místico de Oliver Laxe, Mimosas; mejor dirección para Alain Guiraudie por el loco universo de Rester Vertical; mejor guión para Le fils de Joseph (Eugene Green), por la que el también jovencísimo Victor Ezenfis recibió el premio a mejor actor; mejor dirección de fotografía para la road movie de Andrea Arnold American Honey; mejor película de la sección Las nuevas olas para la actualización polaca de Camus The Sun, The Sun Blinded Me (Anka y Wilhelm Sasnal)… todas estas películas, de hecho, han tenido su cobertura en Negativo Ganador durante la euforia festivalera.

 

Unos galardones que, de entrada, podrían parecer problemáticos por el nivel de la programación: al fin y al cabo, como comentamos precisamente en la previa de Negativo Ganador, la situación temporal del Festival de Cine Europeo de Sevilla lo hacía proclive a convertirse en un recopilatorio de lo mejor del continente durante el año; así llegaban películas que habían sido premiadas en Cannes, Locarno, Karlovy Vary, Berlín… Una programación que parecía más orientada a la exhibición que a la competición. Así, no es de extrañar la gran variedad de premiados en todas las categorías, incluyendo propuestas algo más arriesgadas como Daydreams (Caroline Deruas). Unos premios conciliadores, los del SEFF, que se desmarca de los otros festivales al reconocer el valor de aquellas obras que, también por sus circunstancias, no lo habían sido hasta ahora. Esperemos que este trabajo por difundir y hacer visible a estas obras trascienda la duración del festival. Por mi parte, solo espero que la cobertura de Negativo Ganador haya servido para descubrir tantas filmografías como a un servidor, y que el Festival de cine europeo de Sevilla sirva para mantener viva la llama de la cinefilia.

 

 

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Jueves)

seffjueves

JUEVES 10

 

Un fantasma recorre el Festival de Sevilla. Y no me refiero (solo) a este espectador, que empieza a arrastrar el cansancio de las jornadas anteriores, sino al contenido de las producciones vistas en la jornada del jueves 10.

 

La primera de ellas, la espectral United States of Love (Tomasz Wasilewski, Sección Oficial), una película de tonos grises conformada por diferentes historias de amor que comparten su fatalidad y su contexto: Polonia en los años ochenta. La fotografía, a cargo de Oleg Mutu (uno de los principales directores de fotografía del nuevo cine rumano), acompaña la tristeza de unas historias sentimentales abocadas al fracaso, pero sin ningún final explícito.

 

United States of Love (Tomasz Wasilewski, Sección Oficial)

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Miércoles)

MIÉRCOLES 9

 

Ni siquiera aquí, en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, se libraban las conversaciones del tema del día: Donald Trump elegido presidente de Estados Unidos. El rechazo y la contestación al discurso del magnate estadounidense, sintomático del estado de nuestra sociedad, parecía encontrar su lugar en las propias películas que componían la jornada de hoy. Al fin y al cabo, toda producción (ficción o no) es un testimonio de su época, y el discurso de Donald Trump no es más que otro producto de la misma, sintomático tal vez de una sociedad tan rancia y contradictoria como los protagonistas de Safari (Ulrich Seidl, Sección Oficial), un documental sobre la caza recreativa de animales en África.

 

Safari (Ulrich Seidl, Sección Oficial)

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Martes)

MARTES 8

La dialéctica como motor de las narraciones. Convergencias en el interior de cada una de las películas vistas la jornada del martes: los dos planos temporales que se cruzan en la inabarcable Mimosas (Oliver Laxe, Sección Oficial), las clases alta y baja enfrentadas en la comedia surrealista Ma Loute (Bruno Dumont, Sección Oficial), las dos generaciones que se dan cita en Suntan (Argyris Papadimitropoulos, European Film Academy), la doble guerra que libran los soldados daneses en Afganistán y su propio país representada en A war (Tobias Lindholm, European Film Academy) y la ciudad como simulacro en las ocho Madrid del corto New Madrid (Natalia Marín, Resistencias) frente al documental Pasaia Bitartean (Irati Gorostidi, Resistencias).

 

Galardonada en Cannes con el Gran Premio de la Semana de la Crítica, Mimosas abría una jornada marcada por la diversidad tanto de géneros y formas, como de nacionalidades. Oliver Laxe (Todos vos sodes capitans) vuelve a filmar en Marruecos, en esta ocasión una ficción cercana al western que transcurre en dos tiempos simultáneos que se entrecruzan. Una película densa en la que las imágenes de Laxe, acompañadas de la fotografía preciosista de Mauro Herce y el guión escrito junto a Santiago Fillol, arraigan en la memoria y crecen con el tiempo. Sin duda una de las obras mayúsculas del Festival, abundante en ideas y abierta a numerosas lecturas, Mimosas apela a un espectador atento y despierto; un peaje que no todos estaban dispuestos a pagar a primera hora de la mañana.

 

Mimosas (Oliver Laxe, Sección Oficial)

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Lunes)

LUNES 7

El espacio de/en la narración como eje de la jornada del lunes 7. Cinco lugares capitales: el hogar al que regresa el protagonista de Juste la fin du monde (Xavier Dolan, Sección Oficial), la localidad de Cadaqués -y su réplica china- del documental La substància (Lluís Galter, Resistencia), la casa en la que transcurre toda It’s not the time of my life (Szalbocs Hajdu, Sección Oficial), los amplios paisajes en los que desaparecen los personajes de Rester Vertical (Alain Guiraudie, Sección Oficial) y los Estados Unidos que atraviesa la furgoneta de American Honey (Andrea Arnold, Sección Oficial).

 

Poco se puede añadir a lo escrito sobre la esperada película de Xavier Dolan. Basada en una obra teatral, Juste la fin du monde es la historia de un escritor que se reúne con su familia después de más de una década con la intención de anunciar su muerte. La película del enfant terrible de Cannes, que bien podría ser el anuncio del fin de una etapa, mantiene todas las constantes de una cinematografía que se gusta mucho a sí misma, con un Dolan eficaz, más directo y menos sugerente, que parece dirigir este drama familiar en piloto automático.

 

Juste la fin du monde (Xavier Dolan, Sección Oficial)

 

Casi imposible de vincular con la proyección siguiente, el documental de Lluís Galter La substància, en el que la noticia de una (re)construcción de la población de Cadaqués en China sirve como detonante de un estudio sobre la esencia constituyente de las cosas; o lo que es lo mismo: su sustancia. Ambos paisajes se van uniendo hasta confundirse en una película radical que explora sus reflexiones hasta las últimas consecuencias, para devolvernos a la realidad no tanto con una lección aprendida, como con un estimulante debate abierto.

 

La substància (Lluís Galter, Resistencias)

 

Y con la vuelta a la ficción, la vuelta también al drama familiar con ecos teatrales, pues la húngara It’s not the time of my life transcurre en un espacio y aborda la relación entre dos hermanas y sus respectivos maridos en un ejercicio fácil de vincular con Un dios salvaje de Polanski, con la notable diferencia de que, en el caso de Hajdu, el tono es mucho menos violento y pierde gravedad al difuminarse por todos los temas que trata de abordar.

 

It’s not the time of my life (Szalbocs Hajdu, Sección Oficial)

 

En contraste con el humor blando de la tragicomedia de Hajdu, la propuesta extrema de Alain Guiraudie y su Rester Vertical: un drama que va dinamitando su tono con cada minuto que avanza [Fig. 4]. El humor áspero de Guiraudie, con el que tampoco resulta precisamente fácil conectar, va evolucionando de manera gradual en un estupor constante. El patetismo al que se somete el protagonista de Rester Vertical choca frontalmente con la puesta en escena oscura y visceral. Una película muy interesante, tal vez y precisamente, por los efectos contradictorios que genera en el espectador.

 

Rester vertical (Alain Guiraudie, Sección Oficial)

 

Y, cerrando la jornada, American Honey. La película de Andrea Arnold (Fish Tank, Wuthering Heights) opera sobre la juventud estadounidense en un destacable drama que mezcla numerosas sensaciones y, en cierta forma, desactiva en cierta forma el ideal del sueño norteamericano. En la película, unos jóvenes casi marginales ganan dinero a través del engaño y la venta de suscripciones de revistas, y van recorriendo el país al estilo de Springbreakers, entre drogas y fiestas, y al ritmo de una selección musical capaz de hacer sombra a la del mismo Dolan de Juste la fin du monde. Una grata sorpresa, American Honey, con numerosas capas de lectura.

 

American Honey (Andrea Arnold, Sección Oficial)

NEGATIVO GANADOR: CRÓNICAS DEL SEFF (Fin de Semana)

SÁBADO 5

 

 

Con el fervor religioso de los feligreses que se dirigen a misa nos encontrábamos los recién llegados a Sevilla, en la zona de acreditaciones, encomendándonos a la puntualidad del personal responsable y a la calidad de una programación que, de tan esperada, ya había visto el día anterior cómo se agotaban las entradas para el thriller rumano Dogs (Bogdan Mirica, Las nuevas olas).

 

Todas las prisas por empezar parecían encontrar su irónica respuesta en la primera proyección, Le fils de Joseph (Sección Oficial). En las palabras del director Eugène Green, convertido en recepcionista de hotel en su propia película: “La gente que llega a tiempo no triunfa en la vida”. Nosotros no habíamos llegado a tiempo, habíamos llegado antes. Sin embargo, más allá de la cita alusiva, la cinta de Green contenía en su interior una de las claves de la jornada del sábado.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR EN EL SEFF’16

CORRESPONSAL: Daniel Pérez Pamies

 

Un año más, y ya van 13, Sevilla se convierte en capital del cine europeo durante los ocho días que dura el SEFF (Seville European Film Festival). Del 4 al 12 de noviembre, y precisamente por encontrarse en el tramo final del año, el festival andaluz aglutina en su Sección Oficial algunas películas que ya cuentan con un notable recorrido en otros certámenes vecinos, como las galardonadas en Cannes American Honey (Andrea Arnold, Premio del Jurado), Solo el Fin del Mundo (Xavier Dolan, Gran Premio del Jurado), Mimosas (Oliver Laxe, Gran Premio de la Semana de la Crítica) o Personal Shopper (Oliver Assayas, Premio al Mejor Director); en el Festival de Locarno: Mister Universo (Tizza Covi y Rainer Frimmel, Mención Especial del jurado y premio Fipresci) o Godless (Ralitza Petrova, Leopardo de Oro); o las ganadoras de Karlovy Vary: It’s not the time of my life (Szabolcs Hajdu, Globo de Cristal) y Berlín: United States of Love (Tomasz Wasilewski, Oso de Plata).
Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Cine polémico

10 PELÍCULAS A REIVINDICAR EN LO QUE LLEVAMOS DE DÉCADA 

 

 

Solemos mirar muchísimo al pasado para elaborar artículos sobre grandes películas, y me jode. A muchos jóvenes ‘’cinéfilos’’ de pocas luces les da por reivindicar el cine de antaño en vez de disfrutar del contemporáneo y es quizá por gente como esa que ciertas películas de gran calidad e interesantes como de las diez que voy a hablar a continuación no han sido valoradas de la forma que se merecen.

 

Tres puntos a aclarar antes de comenzar:

  • Puede que me deje grandes películas ya que no abarco a ver absolutamente todas. Si se os ocurre alguna por favor comentadla, que para eso está opción de comentarios, gracias.
  • Excluyo todas las del género de Terror porque haré un artículo aparte solo de ellas en los próximos meses.
  • Obviamente el gusto es subjetivo y puede que alguna de las siguientes cintas de las que hablaré os parezcan pura mierda. Una pena, pero el que escribe el artículo soy yo.

 

Vayamos pues al tema.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

La injusticia de los pobres. Los olvidados

 

 

Los gallos o las gallinas forman parte de muchas “visiones” que tengo, a veces compulsivas. Es inexplicable, pero el gallo y la gallina son para mi seres de pesadilla. Luis Buñuel.

 

 – Cartel

 

Los olvidados es una película mexicana de 1950 claramente influenciada por el Neorrealismo surgido en Italia cinco años antes. El cineasta español Luis Buñuel trata en esta obra el duro e indecente día a día de los niños de la calle, mostrándolos como sucias víctimas de una sociedad irresponsable que consiente y admite el hambre, la incultura y la falta de principios. La mala educación o la presunta maldad natural son consecuencia de una realidad que no ofrece opciones y que somete a los desafortunados a la ley de la selva. Es la verdad que se esconde tras los majestuosos monumentos de las grandes ciudades. En este film Buñuel retrata la vida real de los barrios pobres de México D.F. a través de las vivencias de personajes auténticos. Buñuel no tiene ningún reparo en representar a sus protagonistas como perros callejeros dispuestos a saltar cualquier obstáculo moral con tal de conseguir un poco de carne. Este punto de vista le sirve para criticar duramente a un sistema que sólo se preocupa por mantener limpia su fachada para justificar sus intereses cuando el verdadero problema está creciendo en los desatendidos nidos que hay detrás de las luces. Se tuvo que vendar la mano porque con la lata de sardinas se hizo un buen corte en la mano. Vino la señora y le dijo: ¡Ay señor Luis, se ha herido en la mano! ¿Qué le ha pasado? Y él le contestó: No, si estaba abriendo una lata de caviar. Éstas son las cosas de Buñuel ¿no?Fernando Félez.

 

 

 – Luis Buñuel

 

El problema se crea por la desestructuración de la familia en todos sus sentidos: niños abandonados, huérfanos, sin una figura paterna, sin cariño… Todo es consecuencia de la miseria y el hambre que consienten los poderosos. Con el estómago lleno todos somos mejores. […] Si en lugar de a éstos pudiéramos encerrar para siempre la miseria… – Director de la granja de rehabilitación.

 

Los protagonistas de Los olvidados son niños desarraigados, en los que nadie confía, que encuentran su sitio en la calle formando una familia alternativa y falsa. La delincuencia es su forma de buscarse la vida y se convierten en crueles y cobardes humilladores. Los que mandan han creado un descampado de batalla de pobres contra pobres. La escena en la que el grupo de niños callejeros va tras el ciego (que también vive en la calle) y le roban entre vejaciones es un claro alegato a la no clemencia hacia nadie. Son subproductos que hay que eliminar o corregir. Son hijos del demonio (del sistema). Los tres protagonistas son un reflejo de los deshechos que puede causar la falta de estabilidad, cultura y valores. Jaibo es el niño malo sin remedio y sin familia, Pedro el rebelde sin padre y sin cariño materno y Ojitos el abandonado que se refugia en las faldas del ciego. Este último es un guiño a la figura del Lazarillo de Tormes, con lo que pretende denunciar la lentitud humana a la hora de fijar principios básicos y la ceguera social ante problemas que, por estúpido que parezca, siguen presentes.

 

 

 – Fotograma

 

El largometraje culpa a las instituciones oficiales de la existencia de grupos de niños violentos que viven en la calle, debido a la falta de métodos verdaderamente educativos. Tratar a estos niños como a una masa homogénea es un grave error, ya que necesitan una atención personal e individualizada. Esta idea se manifiesta de forma clara en una escena en la que el director de la granja le da dinero a Pedro para que salga a comprar confiando en que éste regrese. Uno de los “educadores” no lo entiende:

 

  • Ese sistema pedagógico le va a salir un poco caro. Si le da a cada uno de los muchachos…
  • A cada uno no porque cada muchacho representa un problema diferente. Éste necesita que crean en él y también algo del cariño que nunca tuvo.
  • ¿Y si no vuelve?
  • Habré perdido cincuenta pesos, las equivocaciones se pagan.

 

Buñuel pretende mostrar al ser humano como un animal que sin educación sólo responde a los instintos más bajos y egoístas, reivindicando así el valor de la cultura y los ideales inculcados en una persona, venga de donde venga. En Los olvidados todos se comportan como falsas gallinas comiéndose a una compañera herida. Lo débil es lo fácil. Advirtió que al fin se explicaba por qué era tan desalentadora aquella vida, en la que cada camino resultaba una improvisación y había que gastar la mayor parte del tiempo en vigilar cada paso que uno daba. El señor de las moscas, William Golding.

 

Han pasado siglos y siglos de evolución humana y sigue habiendo gente que vive en gallineros. Puede que todo siga siendo una cuestión de huevos.

 

Mi recomendación musical es la canción Ratas de ciudad de los Vómito.