SEX AND THE CINEMA, O LOS ANTECESORES DE GREY

Cincuenta sombras de Grey ya está en los cines y, como se esperaba, está dando de qué hablar. Al margen de la calidad de la película, buena parte del debate se centra en sus escenas de sexo, tal vez menos atrevidas de lo esperado. Lo cierto es que si Cincuenta sombras de Grey quiere dejar su huella en el cine en cuanto a escenas subidas de tono no lo tendrá fácil, pues aquí van algunas de las escenas de sexo más ingeniosas e impactantes del cine.

 

 

  1. Dreamers – “Prenda”

 

Cualquier escena de esta película es inquietante. Desde el comienzo hay un ambiente que trata de retratar el sexo de una forma muy patológica. Podríamos hablar de cualquier escena de sexo de esta película, pero con la que nos vamos a quedar es esa en la que Eva Green le pide a Louis Garrel que se masturbe delante de ella y Michael Pitt tal y como lo hace cuando nadie lo ve. Desde luego es una escena de absoluta incertidumbre teniendo en cuenta que Green y Garrel son hermanos en la ficción.

 

 

  1. Her – “Te siento dentro de mi”

        

            Si hay algo que nos impacte más que el hecho de que Joaquin Phoenix esté teniendo sexo con un sistema operativo, es que de esto no veamos absolutamente nada. Llegado el momento en el que se entra en materia, Spike Jonze decide fundir a negro la pantalla dando rienda suelta a los personajes e incomodar al espectador apelando a su imaginación. Y por supuesto la imaginación es un recurso que nunca falla.

 

 

  1. El cartero siempre llama dos veces – “Sexo en la encimera”

 

         En esta escena no veremos desnudos ni una pasión desmesurada y escandalosa. De hecho veremos muy poco, pero lo que vemos es mas que suficiente para crear incomodidad. No se tratará de “oh dios, que están haciendo” sino más bien de “hasta cuando durará esté plano”. La incomodidad o en otros casos la expectación la creará la incertidumbre de no saber hasta donde llegarán Jessica Lange y Jack Nicholson y si finalmente llegaremos a ver algo explícito.

 

 

  1. Carne trémula – “Prométeme que no me buscarás”

 

Si una palabra puede definir esta escena, a día de hoy aún no se ha inventado. Sin ninguna duda es una de las mejores escenas de sexo del cine español cinematográficamente hablando. El virtuosismo de Almodóvar una vez mas se pone en practica haciendo lo que mejor sabe hacer, retratar la pasión y el deseo carnal. Lo que menos importa de ella es qué hacen sino cómo lo hacen y cómo lo registra el que está detrás de la cámara. Una unión de dos elementos que tendrá como resultado una maravillosa escena que es un deleite visual para el espectador.

 

 

  1. Instinto básico – “Sharon en acción”

 

Paul Verhoeven sabe como nadie cómo sacar la parte mas salvaje del sexo en pantalla. Aunque la escena mas recordada de esta película es el cruce de piernas de Sharon Stone, la escena de sexo entre ella y Michael Douglas es también una escena memorable. Cuando hablamos de esta escena hablamos de lujuria visual. Verhoeven tiene todo a favor en esta escena: un sex symbol como es Sharon Stone, y el madurito interesante de Hollywood de aquella época. Además a esto se les suma el contexto de esta escena, pues durante toda la película vemos tanta tensión sexual entre los personajes que estamos deseando incluso mas que ellos ese momento. Y cuando llega casi estamos sintiendo el intenso fervor del deseo que desprenden el uno y otro. Es esta una escena que sin lugar a dudas marcará su sitio en la historia del cine.

 

 

Diego Castiñeiras

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *