LO MEJOR DE 2014: “LA ISLA MÍNIMA”

LAS MEJORES PELÍCULAS DE 2014 SEGÚN LOS ALUMNOS DE ESCAC:

 

1. Her
2. Magical Girl
3. El lobo de Wall Street
4. El gran hotel Budapest
5. A propósito de Llewyn Davis
6. Perdida
7. Boyhood
8. Nebraska
9. La isla mínima
10. Relatos salvajes

 

 

La isla mínima,la nueva película dirigida por Alberto Rodríguez, ha sido una de las películas españolas más exitosas del año 2014.

 

La trama, ambientada a principios de los años 80 en el sur de España, nos explica la historia de dos policías totalmente opuestos que deberán investigar el caso de la desaparición de dos chicas en un remoto pueblo a orillas de Guadalquivir.

 

 

La isla mínima es una de esas películas en que pese a tener una trama sólida y bien construida su mayor atractivo recae en su ambientación y sus personajes. No es para menos, el ambiente nos absorbe con tan solo entrar en la película.

 

Los impresionantes planos de las marismas del Guadalquivir nos anticipan lo que vamos a ver. La fotografía a cargo de Alex Catalán crea un ambiente violento, intrigante, duro y arrebatador perfecto para que se desarrolle la trama, con un fondo político e histórico muy adecuado.

 

 

Este brillante ambiente es donde se desarrollará la tensa relación de los policías protagonistas (enormes Raúl Arébalo y Javier Gutiérrez) con los demás personajes, en una investigación que poco a poco se va intensificando, dejando sin aliento al espectador.

 

Sin embargo, como he dicho anteriormente, no creo que La isla mínima sea una película de investigación y policías al uso (y eso, al menos para mí, es un punto a favor). No se trata de una película que se centre únicamente en la trama. La isla mínima es una película que deja respirar al espectador (o le asfixia, según se mire) en el ambiente que crea poco a poco, indaga en la profundidad psicológica de los personajes sin dejar de lado los giros de guion referentes a la investigación. Para mí, este planteamiento es un total acierto, la película rechaza algunos estereotipos y  esquemas propios de una película de género para coger otros y modificarlos a su antojo, creando así una película con una personalidad propia.

 

Creo que La isla mínima no es solo una bocanada de aire fresco para el cine español sino que es una bocanada de aire fresco para el género policíaco, teniendo todas las papeletas para convertirse en unos años en una obra de culto.

 

En definitiva, es una película que derrocha calidad, con una ambientación perfecta, unas actuaciones brillantes y una trama sólida. Una película singular que permanecerá grabada en la memoria del espectador.

 

Daniel Belenguer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *