“CAFÉ PARA LLEVAR”, GOYA AL MEJOR CORTOMETRAJE

Este año, y por cuarta vez en nuestra historia, tuvimos la suerte de que uno de nuestros cortometrajes, Café para llevar, fuera nominado a los premios Goya (entre otros galardones). El primero en conseguir este hito fue La colección, dirigido por Dídac Bono, allá en el año 2000. Curiosamente, ese mismo año Patricia Font, guionista y directora de Café para llevar, realizaba el que sería su primer corto, Duna y el ogro. Tras estrenarse en el marco de la escuela y luchar infructuosamente para llevar a cabo nuevos films, Patricia fue entrando en el mercado laboral como script, lugar desde el que aprendió mucho de la dirección, como ella misma reconoce. Una película llevó a otra, hasta que Pau Freixas (alumno graduado del Centre Calasanç, germen de la ESCAC) le dio la oportunidad de dirigir algunos capítulos de la exitosa serie catalana Polseres Vermelles, y todo empezó a cambiar.

 

 

Durante todo este tiempo, Patricia no desistió nunca de llevar a cabo sus propios proyectos, y es por eso que hace dos años volvió a ESCAC a presentarnos su nueva idea para un cortometraje: un chico y una chica se reencuentran en un bar tras haber roto su relación amorosa años atrás. Tan sencillo como eso. Y tan complicado de producir. Así es el cine.

 

En nuestro afán por ayudar y colaborar con todos los alumnos que han pasado por nuestras aulas, y creyendo firmemente en el proyecto, le produjimos el film que, gracias a su pericia y a la de todos sus colaboradores, le ha valido un Goya.

 

Muchas felicidades, Patricia, y gracias por embarcarnos en tu viaje.

 

 

Premios Goya
Patricia Font (centro), acompañada por Lita Roig (productora de ESCAC Films) y Aritz Lekuona (director de marketing de ESCAC)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *