ENTREVISTA A PATRICIA FONT, DIRECTORA DE “CAFÉ PARA LLEVAR”

Patricia Font estudió dirección en la ESCAC cuando, como ella dice, “aún no era una escuela muy conocida”, y hoy es una solvente guionista y directora televisiva a punto de dar el salto al cine. Su más reciente cortometraje, Café para llevar, producido por ESCAC Films, está pre-seleccionado a los premios Gaudí y Goya, cuyas nominaciones se conocerán en unos días. Hemos querido saber en qué más ha estado trabajando.

 

Patricia, ¿cómo se ha desarrollado tu carrera desde que saliste de la ESCAC?

 

Empecé a trabajar como script con la intención inicial de seguir aprendiendo dirección durante un tiempo, mientras intentaba llevar a cabo otros cortos que finalmente no salieron. Una peli llevó a la otra y al final me pasé muchos años de script. Así aprendí muchísimo; todo. Hasta que un día Pau Freixas me dio la oportunidad de dirigir unos capítulos de la segunda temporada de Pulseras Rojas y todo empezó a cambiar. Ahora puedo decir que trabajo como guionista y directora en una nueva serie de Pau Freixas para Filmax.

 

Háblanos de Café para llevar.

 

Es una historia muy sencilla sobre dos ex, Alicia y Javi, que se reencuentran casualmente dos años después de su ruptura y, a través del diálogo que entablan, vamos descubriendo que aún hay heridas que no están tan bien cicatrizadas como pensaban.

 

La historia habla de sentimientos con los que mucha gente se siente identificada fácilmente. Aún me sorprendo con la cantidad de personas que después de ver el corto vienen a decirme que les pasó lo mismo y que se han emocionado. Llegar a la gente de esta manera es lo más gratificante de todo.

 

CAFE PARA LLEVAR CARTEL

 

¿Qué referentes has empleado?

 

Los referentes a la hora de abordar tanto el guión como la dirección son muy clásicos, tomando como inspiración películas que retratan el mundo de la relación de pareja desde una óptica un tanto nostálgica: Tal como éramos (Sidney Pollack) y Dos en la carretera (Stanley Donen) son buenos ejemplos.

 

¿Cuál ha sido la historia del corto en sí?

 

La primera versión del guión la escribí hace años en un taller de dirección de actores de la EICTV (Escuela de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba) de Corina Mestre, una profesora excepcional. Nos encargó escribir una secuencia con una premisa muy básica: dos actores, una localización, cinco páginas. Gustó mucho, así que al volver a Barcelona decidí escribir una versión más larga.

 

El rodaje se hizo en solo dos días, por falta de presupuesto, economizando todo lo posible. Reuní un equipo de amigos con los que ya había rodado mucho, por lo que nos entendimos fácilmente y, más importante aún, nos lo pasamos muy bien.

 

A pesar de tratarse de un proyecto modesto pudistéis contar con actores de primer nivel.

 

Es un historia de personajes, por lo que teníamos claro que lo más importante era el casting. Tuvimos la suerte de que Alexandra Jiménez (Promoción fantasma, Las brujas de Zugarramurdi) y Daniel Grao (Los ojos de Julia, Fin) se apuntasen al proyecto sólo con leer el guión. Además de ser actores increíbles nos lo pusieron todo muy fácil y, sin haberse conocido antes, tuvieron mucha química desde el principio. Eso era clave para que funcionase el corto.

 

Daniel Grao y Alexandra Jiménez

 

¿Qué recorrido ha hecho el film y qué expectativas tenéis?

 

Estrenamos en el Festival de Montreal y en el de Valladolid (Seminci) y conseguimos el Tercer Premio en el Festival de Alcalá de Henares, así que no podíamos empezar mejor. Después de pasar por el Festival de Soria y estar seleccionados para el ShortCat 2015, ahora Café para llevar está pre-seleccionado para los Gaudí y los Goya, así que estamos muy emocionados esperando la resolución de las votaciones. Las expectativas son que se el corto se vea lo máximo posible, por supuesto, en festivales y lo que venga.

 

Se trata de tu segundo cortometraje. ¿Qué proyectos tienes ahora mismo?

 

Además de la serie que he mencionado, también estoy trabajando junto a Enric Pardo en la adaptación de su novela Todas las chicas besan con los ojos cerrados, ambos proyectos producidos por Filmax. A parte, siempre que hablo con Alexandra Jiménez y Daniel Grao me dicen que me ponga a poner a escribir ya el largo de Café para llevar, y sí, es algo que también me propongo hacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *