NEGATIVO GANADOR: Cine polémico

10 PELÍCULAS A REIVINDICAR EN LO QUE LLEVAMOS DE DÉCADA 

 

 

Solemos mirar muchísimo al pasado para elaborar artículos sobre grandes películas, y me jode. A muchos jóvenes ‘’cinéfilos’’ de pocas luces les da por reivindicar el cine de antaño en vez de disfrutar del contemporáneo y es quizá por gente como esa que ciertas películas de gran calidad e interesantes como de las diez que voy a hablar a continuación no han sido valoradas de la forma que se merecen.

 

Tres puntos a aclarar antes de comenzar:

  • Puede que me deje grandes películas ya que no abarco a ver absolutamente todas. Si se os ocurre alguna por favor comentadla, que para eso está opción de comentarios, gracias.
  • Excluyo todas las del género de Terror porque haré un artículo aparte solo de ellas en los próximos meses.
  • Obviamente el gusto es subjetivo y puede que alguna de las siguientes cintas de las que hablaré os parezcan pura mierda. Una pena, pero el que escribe el artículo soy yo.

 

Vayamos pues al tema.

 

TUCKER & DALE CONTRA EL MAL (Tucker & Dale vs Evil, 2010) de ELI GRAIG

Tucker & Dale

 

Un nuevo enfoque de los Slashers. Una especie de parodia del género de los 80. Cinco adolescentes retrasados se van de acampada al bosque y se encuentras con dos clásicos paletos sureños con motosierras. La cosa es que estos paletos son los tíos más majos del mundo.

 

Nunca había visto un gore tan gracioso. Un sin parar de situaciones hilarantes. Podría verse una crítica a los prejuicios. Pero mientras cualquier directorucho para transmitir ese mensaje te hace un drama social terriblemente trágico y lento. Graig te hace una comedia negra gore de terror. Todo junto y bien revuelto.

 

En definitiva, si te gustan las comedias algo gamberras, con cierto humor negro y un poco más de vísceras de las habituales, esta es tú película. Nunca me había reído tanto con la muerte de alguien.

 

 

SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO (Scott Pilgrim vs The World, 2010) de EDGAR WRIGHT

Scott & Ramona

 

Si bien Edgar Wright es conocido por su Trilogía del Corneto junto a Simon Pegg y Nick Frost, en esta ultima década su última parte del tríptico, Bienvenidos al fin del mundo (2013) me dejó, cuanto menos descontento. Sin embargo, no está mal desempolvar esta joya del frikismo más sibarita. Scott Pilgrim es un cómic fresco y gracioso con sus batallas épicas del más entretenido de los superhéroes. Lo punky y guay de esta película es que trata su fidelidad al cómic transformando el largometraje en un tebeo viviente. Con bocadillos, onomatopeyas escritas y personajes con una movilidad y una forma de expresar emociones dignas de un dibujo animado.

 

Para meteros en la historia, Scott Pilgrim es un joven bajista que se enamora perdidamente de Ramona Flowers, pero, para conseguir conquistarla, deberá acabar primero con sus 7 exnovi@s. Estructura clásica de guión donde las haya.

 

Buena música, gran reparto, una bonita historia de amor y Michael Cera haciendo lo que mejor sabe hacer, esto es, ser el eterno pringao con una innata cualidad para conseguir a la chica guapa.

 

 

MARGIN CALL (2011) J.C CHANDOR

 

En uno de los años más críticos de la crisis en España, Margin Call se estrena en unas pocas salas con un relato ficticio terrible del comienzo de la crisis. Al parecer, poco antes de que la crisis económica actual estallase. El último mono de una gran empresa descubre lo que está apunto de suceder. Todo lo que sucede esa noche a través de las decisiones de los jefazos forman una trama con un reparto de la hostia (Irons, Spacey, Moore y el Mentalista)

 

Lo más terrorífico de esa película es que muestra cómo algunas de las decisiones más importantes de nuestra vida, a veces las toman personas con menos moral que un máquina.

 

Un guión impresionante y una hora y media de puro diálogo. Chandor recuerda a Sorkin en ciertas escenas de más de 4 personajes. Una historia genial para ver lo antes posible.

 

 

DREDD (2012) de PETER TRAVIS

 

Está muy de moda decir que ‘’Ya vale de tanto remake’’ y en parte estoy de acuerdo. Pero no cuando un director coge una película de mierda como es Juez Dredd (1995) de Dany Cannon y te saca esta obra de arte de la acción distópica, admites que hay excepciones que confirman la regla.

 

Con una fotografía y un look jodidamente exagerado y sexy. Unas cámaras lentas justificadas por una droga (slow-mo) que te hace ver el mundo a 1/100 de su velocidad normal. Un personaje tan inquebrantable que no se quita la máscara en ningún momento de la película (Si queréis verle la carita a Karl Urban os recomiendo la saga de Star Trek de Bad Robot, puro oro).

 

En un mundo que bien podría ser en el que se desarrolla el anime de culto Akira (1988) de Katsuhiro Ôtomo, y una trama similar a la de Jungla de Cristal (1988) de John McTiernan. Dredd es la única ley que impera en un bloque de ochenta plantas cerrado, lleno de enemigos capitaneados por una muy jodida Lena Headey (Cersei Lannister, para que nos entendamos, pero con más mala hostia todavía)

 

Una cinta imprescindible para los amantes de la acción y, para los que estáis cansados de siempre lo mismo, aquí tenéis tensión y calidad. Una película que realmente espero que sea reivindicada con el tiempo.

 

 

SIETE PSICÓPATAS (Seven Psychopaths, 2012) de MARTIN MCDONAGH

Rockwell

 

Martin McDonagh toma de claros referentes las estupendas historias cruzadas de Guy Ritchie para realizar una película pasa de vueltas. Una obra calificada por el crítico Jordi Costa como Postarantiniano, no se me ocurre mejor adjetivo. No es todo copiado ya que McDonagh tiene un muy refinado humor negro mostrado con anterioridad en Escondidos en Brujas (2008). Como augura su trayectoria, el título de la película y que sus influencias sean Tarantino y Richie, la muerte está asegurada. Le suma a esto, claros dramas en la vida de cada personaje: La soledad, el alcoholismo, el cáncer.

 

La película narra las desventuras de un guionista (Farrell) y sus obstáculos para escribir un guion que cada vez tiene más de real que de ficción. Con un reparto de oro con joyas como Woody Harrelson o el mítico Christopher Walken y con uno de los actores más infravalorados de los últimos años. Sam Rockwell se hace con el protagonismo debido a su innato carisma, a un personaje que tiene más de él de lo recomendable. Brillante actor en una película de lo más punky, la odiaréis muchos, estoy seguro.

 

 

COHERENCE (2013) de JAMES WARD BYRKIT

 

Recuerdo ver esta película a las ocho de la puta mañana en el Festival de Sitges. Yo me estaba acomodando en el asiento para lo que prometía ser una hora y media de sueño cuando me encuentro con esta joya independiente. Esta ciencia ficción de concepto.

 

Coherence consigue a través de una idea muy simple (y sobre todo barata, pues para ser ciencia ficción no necesita de ningún efecto especial) crear uno de los relatos de más calidad sobre los universos paralelos. Un viaje a a la locura de ocho personas cuerdas a través de un solo espacio. Un salón (que por cierto era el salón del director).

 

Si bien la fotografía dejaba en algunos momentos mucho que desear, le puede llegar a dar un toque claustrofóbico y de tensión con sus desenfoques y la cámara en mano. Esto sumado a la gran habilidad para la improvisación de los actores y a un guion abierto magistral, dan lugar a una obra de culto de la ciencia ficción. Puro oro, señores.

 

 

MOMMY (2014) de XAVIER DOLAN

Steve.

 

No soy un tío orgulloso, aunque os parezca lo contrario. Y no me cuesta admitir mis errores. Con mucha mala gana entre a ver la película de quien me parecía un director pedante futura carne de filmotecas a rebosar de pedantes y modernazos. Con películas intragables y sobrevaloradas. Pero me calló la puta boca con esta película. Quizá por el contraste de lo que me esperaba y lo que vi podría decir que pocas veces he salido de una sala de cine tan… transformado.

 

Dolan, quien con apenas 27 años ya ha dirigido seis largometrajes. Da con esta cinta un pollazo en la mesa con un formato cuadrado (1/1) claustrofóbico y para cierta gente, incomprensible. Pero en un momento dado de la película, mientras suena Wonderwall de Oasis, sucede algo que me puso la piel de gallina, por no decir que me puso cachondo.

 

Dolan cuenta una historia sobre una relación materno filial de lo más particular en una Canadá algo distópica. En fin, a mi me puto flipó. Puede que el resto de sus películas me parezcan lamentables, pero esta es jodidamente emocionante.

 

 

YO, ÉL Y RAQUEL (Me, Earl & the Dying Girl, 2015) de ALFOSO GOMEZ-REJON

Raquel, Greg & Earl

 

El más mítico cine independiente. Con la marca de Sundance (donde ganó) por todas partes. Gomez-Rejon construye un relato en torno a un hecho tan dramático como el cáncer en la adolescencia desde el punto de vista de un protagonista (Thomas Mann) al que es imposible no querer. Siempre quitándole gravedad a los asuntos se ven sin quererlo ni beberlo en una relación cuanto menos tensa debido a la enfermedad de una chica de su clase. Una historia de amor de lo más real y conmovedora.

 

La vida en el instituto de una ciudad fría y solitaria de Estados Unidos, hace que el espectador comprenda al protagonista y su conducta sarcástica para tratar de darle algo de sentido a su vida. Una persona que lleva toda la vida queriendo salir de ese pueblo y cuando tiene cerca la oportunidad, aparece algo que lo ata.

 

Imposible no amar esta película. Sobre todo a la gente de mi edad se la recomiendo. Si os gustan las pelis de insti que tengan algo de original sin duda esta es vuestra película.

 

 

ZOOTRÓPOLIS (Zootopia, 2016) de BYRON HOWARDS, RICH MOORE, JARED BUSH

Judy & Nick

 

Desde luego esta película no paso desapercibida en taquilla (recaudó más de 1000 millones de dólares, de tranquis) Pero quizá para muchos de vosotros pasó desapercibida. Otra película de animación más. Nada más lejos de la realidad.

 

Zootrópolis es una de las mejores películas de animación del Siglo XXI y una Buddy Film policiaca que podría estar firmada como guion del mismísimo Shane Black (Arma Letal, Kiss Kiss Bang Bang, Dos buenos tipos). Una lista interminable de épicos secundarios encarnados por los más imprevisibles animales. Y una de las mejores escenas de comedia que he visto en mi vida, protagonizada por Flash, el perezoso.

 

A parte de entretener en cada minuto, se atreve a levantar un discurso muy polémico sobre si realmente somos tan tolerantes como aparentamos ser.

Con pequeños homenajes a infinidad de películas y hasta a Breaking Bad (2008-2013) de Vince Gilligan, Disney vuelve a crear una obra para el disfrute de un público de entre los 3 a los 100 años.

 

 

TODOS QUEREMOS ALGO (Everybody Wants Some!, 2016) de Richard Linklater.

1980 en estado puro.

 

Uno de mis directores favoritos ha hecho este año una película para sus más fieles seguidores. Tras Boyhood (2014) Linkater podía o bien embarcarse en otro proyecto como ese, o realizar una película sencilla (aunque puede que esté haciendo las dos a la vez). Esta película es, como el definió, una ‘’secuela espiritual’’ de Movida del 76 (Dazed and Confused, 1993).

 

Linklater crea con esta cinta lo que mejor sabe hacer, crear nostalgia. Como un perfecto conocedor de la época, nos transporta a 1980 y nos hace pensar ‘’Mierda, nunca viviré esos años’’. Vamos, que te jode. Ese ambiente universitario, los pinballs, el beisbol, los bigotes y sobre todo, la música. No sé cuánta pasta se habrá dejado esta vez en la banda sonora, pero espero que le haya salido rentable.

 

Bajo el punto de vista de un protagonista con el que es complicado tardar en simpatizar, pues su mirada es la de Linklater y la del espectador. Al igual que en Dazed, la película está repleta de personajes geniales que recordarás por mucho tiempo.

 

De forma muy subjetiva, mi película favorita de lo que llevamos de año y una manera de pasar una tarde sin ver conflictos pero sin dejar de aburrirte. La ambientación es demasiado sexy como para pensar el problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *