NEGATIVO GANADOR: Otro Cine Español

LA MAGIA DE LAS ÓPERAS PRIMAS

 

Con el artículo número 20 cerramos este curso la sección “Otro cine español” de Negativo Ganador. Durante todos estos meses, gracias a esta sección que planteamos Alejandro y yo, he podido descubrir y sumergirme un poquito en ese otro cine español que aun me faltaba por explorar. Para el cierre de la sección se me ocurrió que podría ser buena idea hablar de las óperas primas y así, acabar con algo que empieza.

Me vienen a la cabeza todas esas primeras películas de los directores y directoras noveles, ese primer paso en la industria cinematográfica y en el arte de narrar historias, y me pareció un tema interesante para tratar, intentando entender algo más allá. Para hablar de las óperas primas he escogido cinco películas de diferentes épocas del cine español, pero que todas me han afectado o me han hecho reflexionar de alguna manera.

Películas con las que trataré el tema:

Hola ¿estás sola?

Carmina o revienta

Vacas

Todas las canciones hablan de mi

Techo y comida

Las óperas primas están inundadas por una cierta magia, hay algo en estos primeros filmes que nunca mas podrá estar, algo que desaparecerá para siempre y quedará guardado allí, en esa hora y media. En mi opinión estas primeras películas están rodeadas de un halo de honestidad, franqueza e ingenuidad que las hace únicas, son un “vómito”, la necesidad extrema de exteriorizar un conflicto, un deseo.

De todos los directores y directoras de las películas que he mencionado y después de haber visto sus posteriores películas, creo que en esas primeras historias estaban ya, todas las cosas importantes de las que querían hablar, así como vemos ya reflejadas las claves de su cine. Desde “Vacas (1992)” hasta la última “Techo y comida (2015)”.

Por ejemplo, en la ópera prima de Icíar Bollaín (para mí, mi película favorita de la directora), ya encuentro la mayoría de las cosas o elementos que posteriormente se han ido repitiendo en su filmografia hasta su última película “El olivo”. “Hola, ¿estás sola?” es una película que podría ver una y otra vez, una historia simple, pequeña que siento que esta contada desde el corazón y con la mayor honestidad que Bollaín podría tener en aquel momento de su vida. En su simpleza, reside la belleza de esta pequeña historia que también es de las primeras de la actriz Candela Peña.

Siguiendo con las antiguas, intento recordar el día en el que vi “Vacas”. Por aquel entonces ya había visto “Lucia y el sexo”, “Tierra” y “Los amantes del circulo polar”. Todas me habían gustado, pero pasó algo distinto cuando vi “Vacas”.En la Ópera Prima de Medem ya estaban la poesía, las casualidades, los amores cruzados, los saltos en el tiempo… que irían apareciendo en su futuro cine. “Vacas”, igual que las siguientes películas del director, y como dice una frase de “Lucia y el sexo”, “se me agarró por dentro y no me soltó”.

Me parece distinto el caso de Jonas Trueba y su ópera prima “Todas las canciones hablan de mi”, no porque sienta que esta película no tenga esa verdad, lo contrario, solo que el camino que ha seguido el director en sus próximas películas parece el contrario al que se supone. Es decir, su primera película, es la que podríamos denominar como“más comercial”, pero de allí ha ido reduciendo y dirigiéndose cada vez más a la esencia y al núcleo de lo que quiere contar. Aun así, en su primera película ya están los temas recurrentes del director como el amor, lo efímero, las ilusiones, la amistad, lo absurdo o lo cotidiano. En “Todas las canciones hablan de mi” ya está la simpleza y la honestidad con la que Jonas Trueba cuenta sus historias.

Mas reciente es Paco León con su “Carmina o revienta” en la que de una forma casi documental nos muestra una historia que no podría ser mas cercana a su realidad, ya solo por el hecho de que su madre sea la protagonista. El ejemplo de Paco me parece el idóneo para explicar o tratar de entender esta magia y sinceridad que aparece en las óperas primas. El director andaluz, queriendo hacer algo totalmente suyo, pone a su familia delante de la cámara para contar la historia que necesita. Esto me parece un acto para nada egoísta, que muestra la necesidad de un artista de sacar algo que lleva dentro. Además, con Carmina, Paco crea algo de lo que es completamente dueño y puede entender y desarrollar desde el más absoluto conocimiento.

En la última, “Techo y comida”, no puedo saber si aquí ya se encuentran todos los deseos o necesidades de J.M del Castillo. Pero una intuición me dice que si, ya que la simpleza y veracidad con la que siento que se ha hecho la película no puede ser otra cosa más que la de las ganas de un director de contar algo que le sale de las tripas. La austeridad y crudeza de los planos (muchas veces secuencia) junto a la interpretación de Natalia de Molina crean una pequeña historia totalmente sincera y bonita.

Intento buscar un símil, algo que me lleve a esa primera vez y es que, las primeras veces de todo, de cualquier cosa, aunque sean torpes, con fallos, vergonzosas, incluso fallidas siempre hay algo en ellas que las hace especiales. Porque todo acaba, gracias a que un día empezó, y hubo una primera vez, un primer guión, un primer story, casting, planificación, planteamiento, que ya no existe o derivo para convertirse en la primera película, y todas esas decisiones tomadas a ciegas, sin conocimiento de lo que era lo correcto, son las que hacen que una ópera prima sea lo que es.

Para mi, la magia de las óperas primas ocurre cuando veo dentro al director, como si se tratase de un autorretrato. Esas imágenes, historias, en las que el director o la directora se desnuda y basándose en experiencias propias, o cercanas explica a través del cine lo que le remueve por dentro.

2 pensamientos sobre “NEGATIVO GANADOR: Otro Cine Español”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *