NEGATIVO GANADOR: Cine polémico

LE TEMPS DETRUIT TOUT

 

 

Adiós.

 

Al parecer, dado que algunas revistas online también descansan en verano, este va a ser mi último artículo. Yo me he enterado hace un rato, o sea ahora que lo estoy escribiendo, cuando se publique ya lo llevaré sabiendo mucho tiempo. Y bueno, por darle una estructura circular a mi sección, voy a cerrar la temporada con artículo de una película del director al que dediqué mi primera entrada. El tito Gaspar.

 

Y ¿Quién es Gaspar Noé? Quizá un director más conocido para los cinéfilos que buscamos esas películas algo más morbosas y prohibidas. Un autor franco argentino con cara de loco. Un colgao. Un puto amo. Un día en Sitges coincidimos en un baño. Y antes de que os montéis historias sodomitas por el hecho de dos hombres en un baño de Sitges aclararé la situación. Se trataba del festival de cine de Sitges el pasado octubre, y el baño era el del cine en el que se iba a proyectar su último largometraje, Love 3D (2015). El pavo, antes de que empezara la película dio un discurso en el que habló sobre el guion del film, sobre el cual dijo, y cito textualmente: ‘’Escribí este guion hace catorce años. Cuando lo acabé, tenía un total de cinco páginas. Cuando empecé a rodarla después de tanto tiempo ya lo había reescrito y conseguí que el número de páginas ascendiese a siete.’’

 

El caso es que este guion estaba pensado para ser interpretado por la pareja de actores Vincent Cassel y Monica Belucci, pero no cuajó la cosa y Gaspar dijo que, bueno, tenía otro guioncillo (este ya largo, de unas 13 páginas aprox.) sobre una violación y al final se hizo. Ese guion no era otro que el de Irreversible (2002).

 

Vincent & Mónica.

 

Empecemos por el argumento que ya sabéis que me gusta mucho sinopsear (Sí, esa palabra no existe, pero me entendéis). La película es bastante complicada de resumir ya que está escrita de manera no lineal, es la misma estructura que Memento (2000) de Christopher Nolan, es decir, la primera escena es el final, y la última el inicio de la trama. La película empieza con Vincent y su colega Pierre en un bareto gay llamado El rectum buscando a un tío llamado El Tenia. Una vez creen haberlo encontrado, Pierre coge un extintor y le revienta literalmente el cráneo. Ahora viene el por qué. Más avanzada la trama, o mejor dicho, más retrocedida. Se ve que algo ha pasado con la novia de Vincent Cassel, es decir, con Mónica Belucci. Más tarde vemos a Mónica andando por un pasadizo. Ahí, un colgao la encuentra la amordaza, la viola y le pega la paliza de su puta vida. Lo peor es que ahí descubrimos que al tío al que habían matado en la disco gay no era el violador. Putadón. Volvemos más hacia atrás, vemos la fiesta y prefiesta en la que estaban Vincent, Pierre y Mónica. Volvemos máaaaas atrás y descubrimos ya la última putadica, la que nos hace ver que toda la que ha sucedido, o mejor dicho, que va a suceder, es aún más triste. En la última-primera escena, Mónica descubre que está embarazada. Y esta es la trama a grandes rasgos, primos.

 

Bueno, hasta aquí parece una película de venganza con la ligera diferencia de que en las películas de venganza primero ves por qué quieren vengarse; en esta se vengan primero y luego tienen que justificarse. Pero lo polémico de esta cinta es cómo muestra todo. Todo es extremadamente explicito. Cuando vi la película por primera vez me dejó un mal cuerpo. Que yo también soy de carne y hueso. Y me estremecía al ver que cada vez que Noé retrocedía en el tiempo la historia era peor. ‘’El tiempo lo destruye todo’’ decía. Totalmente de acuerdo.

 

 

La famosa escena de la violación a Mónica Bellucci ha sido una de las escenas que más veces me han mostrado en clases de cine. Es fácil saber cuando la están poniendo, es cuando la mitad de la clase se vacía porque no la aguantan. Esta escena es para mucha gente lo más terrible de la película. A mi me hizo pensar que este director con sus películas no quiere sugerir, lo que quiere es mostrar. Mostrar lo que sea, por polémico que sea. Todas las escenas son en plano sin cortes. Así que sí, entiendo que haya gente que le de cosa ver una violación sin cortes. Desde que el violador la ve hasta que se corre con, bola extra, reventarle la cara a hostia limpia contra el suelo.

 

En mi opinión por si os importa, como todas la películas que he comentado, me priva. Desde luego hay que echarle ganas. Pero una vez empiezas a consumir este cine, amigo, tienes taaaanto oro por visualizar. Quizá acabes un poco trastornado sí. Pero solo durante un par de horas.

 

La tesis de esta sección es que no estás loco porque te guste este cine. Somos gente psicópata, somos violadores, deformes, adolescentes drogadictos, Jesucristos torturados y sus torturadores. Pero solo durante el metraje de la película, cuando simpatizamos con los personajes. Somos ellos unos minutos, eso no hace daño a nadie.

 

No es polémico, es bonito.

 

 

Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *