NEGATIVO GANADOR: Resonancias

RESONANCIAS

La construcción del yo

 

“Je est un autre.”

Arthur Rimbaud

 

Tanto en filosofía como en psicoanálisis, la idea de otredad (opuesta a la de identidad) supone la construcción del «yo» en función a El Otro. Es decir, en palabras de Mijaíl Bajtín: “yo me conozco y llego a ser yo mismo solo al manifestarme para el otro, a través del otro y con la ayuda del otro”. Para el psicoanalista francés Jacques Lacan, por ejemplo, el sujeto -opuesto a El Otro-, es un sujeto escindido, marcado por la ausencia y por el deseo. El yo se construye en relación a El Otro. “El infierno son los demás”, como diría Jean-Paul Sartre.

 

 

En el cine, esta reflexión filosófica sobre la construcción de la identidad -entre otras muchas- es una constante en la obra del director sueco Ingmar Bergman. Toda esta idea sobre la construcción del «yo» y el discurso de El Otro queda plasmada en un cuadro tremendamente significativo: dos personajes en primer plano, situados uno de frente y el otro de perfil de tal forma que dan lugar a una sola figura. Una cara completa a la otra. Los dos personajes convergen en el plano físico y ponen así de relieve una convergencia psicológica. Se “contaminan” el uno del otro en todos los niveles.

 

Encontramos este plano, por ejemplo, en El silencio (Tystnaden, Ingmar Bergman, 1963), una película sobre la distancia emocional entre dos hermanas, en el momento en que ambos personajes mantienen una discusión sobre su forma de ser (Fig. 1), y volvemos a encontrar una composición similar en varias ocasiones en otra película que aborda precisamente la cuestión de la comunicación: Persona (Ingmar Bergman, 1966), también cuando asistimos a un intento de acercamiento entre las protagonistas, Alma y Elisabet Vogler (Fig. 2). Además, es precisamente en Persona, una película marcadamente reflexiva, en la que esta idea de la construcción del «yo» y la otredad encuentra su máximo exponente en ese famoso primer plano que superpone las caras de Alma y Elisabet.

 

(Fig. 1)

 

(Fig. 2)

 

Sin embargo, antes de Ingmar Bergman nos encontramos con una película de Agnès Varda titulada La Pointe-Courte (1955) que ya hacía uso de esta composición de una forma muy marcada. En este caso, en la historia de Varda una mujer parisina vuelve al pueblecito pesquero de La Pointe Courte para decir a su pareja que ya no pueden seguir juntos; es en esta discusión de pareja, en la que ambos reconocen la importancia del uno sobre el otro, en el que se inscribe el plano en cuestión (Fig. 3).

 

(Fig. 3)

 

Por otra parte, si hay otro director capaz de sacar punta a las reflexiones filosóficas de Ingmar Bergman (o las de Agnès Varda) es Woody Allen. Y es que el director neoyorquino ya hacía referencia explícita al autor sueco en sus primeros relatos, como aquel titulado ‘Para acabar con Ingmar Bergman’ (incluido en el libro “Cómo acabar de una vez por todas con la cultura”) y en el que, en lugar de la emblemática partida al ajedrez entre el cruzado y La Muerte de El séptimo sello (Det sjunde inseglet, 1957), Woody Allen enfrentaba a su protagonista y a La Muerte a una partida de póker. Y es precisamente en la existencialista La última noche de Boris Grushenko (Love and Death, 1975) en la que también encontramos otra referencia directa a El séptimo sello (con esa danza de La Muerte), así como el plano que ocupa este artículo, utilizado en clave de parodia (Fig. 4).

 

(Fig. 4)

 

Si en La última noche de Boris Grushenko encontrábamos referencias directas a El séptimo sello, damos ahora con otra película fuertemente influenciada por otra obra de Bergman, en este caso Persona, como es Mulholland Drive (David Lynch, 2001), en la que encontramos una reelaboración del susodicho plano de los rostros en el momento en que Betty/Diane (Naomi Watts) y Rita/Camilla (Laura Harring) duermen juntas (Fig. 5), una imagen que nos remite inmediatamente a las Alma y Elisabet Vogler de Bergman.

 

(Fig. 5)

Un pensamiento sobre “NEGATIVO GANADOR: Resonancias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *