CRÍTICA DE “CREED”

 

Seguro que muchos de vosotros, de la misma manera que yo, os tapasteis los ojos al escuchar que otra secuela de nuestro amigo Rocky Balboa estaba en camino. En ese momento nadie nos pudo culpar pues la carrera artística de Sylvester Stallone se encontraba casi tan en la ruina como la mítica saga.

 

 

Creed narra la historia de Adonis Creed (Michael B. Jordan), hijo de Apollo Creed, en su lucha por dejar atrás su acomodada vida de empresario y honrar a su padre convirtiéndose en luchador profesional de boxeo. En su lucha no se encuentra solo, pues le pide ayuda al eterno rival de su padre, Rocky Balboa (Sylvester Stallone), para que lo entrene.

 

Rocky Balboa (Sylvester Stallone) entrenando al joven Adonis Creed (Michael B. Jordan) en CREED
Rocky Balboa (Sylvester Stallone) entrenando al joven Adonis Creed (Michael B. Jordan) en CREED

 

Ryan Coogler, a la temprana edad de 29 años y con tan solo un film a sus espaldas, consigue hacernos soñar de nuevo como lo hicieron los primeros films de “El Potro Italiano” con una historia en la línea de las predecesoras y con momentos tan brillantes como la primera batalla de Adonis con Rocky en su esquina del ring, en la que Coogler se marca un plano secuencia durante dos Rounds con una coreografía de actores y operador de stradicam sencillamente sublime.

 

El alumno escuchando al maestro

 

El filme no tiene nada que envidiar a sus predecesoras pues Coogler ha sabido escoger lo mejor de cada una de las anteriores y darle su toque personal. A muchos les podría parecer más de lo mismo e incluso un remake algo cambiado de Rocky V pero yo más bien la consideraría como el comienzo de la dolorosa carta de despedida de Stallone a su mayor creación, o como diría él, a su mejor amigo imaginario.

 

El joven Creed entrenando

 

Sí que es verdad que el film en su conjunto es algo a reivindicar, sobre todo a los académicos de los Oscar, pero si tuviera que quedarme con algo, serían claramente las interpretaciones. Michael B. Jordan consigue bordar un papel para nada fácil en el que consigue mostrar sus cualidades interpretativas y redimir las malas críticas tras “Los Cuatro Fantásticos”. Sylvester Stallone no solo consigue la mejor interpretación de su carrera, si no que deja atrás su faceta de “actor musculado de películas de acción” y muestra su lado más dramático. Se nota que Stallone sabe que no podrá interpretar para siempre a Rocky, ambos se hacen mayores y tanto en guion, como en dirección e interpretación se logra mostrar a la perfección el concepto. Y es que es realmente doloroso ver a la leyenda que supone Rocky Balboa envejecer, por lo que Stallone seguramente se apoyó en esto para interpretar la versión más débil pero a la vez más fuerte de “El Potro Italiano”.

 

Adonis durante uno de sus combates

 

Sin lugar a dudas, Ryan Coogler consigue hacer lo que en un principio parecía imposible: hacer renacer la mítica saga. Y es que con Creed cada toma es un recuerdo al pasado, en las que los que vieron el primer film en su día en los cines se sentirán mayores, pero sobretodo vivos.

 

Sergi Rubio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *