NEGATIVO GANADOR: Otro Cine Español

LOS HÉROES DEL MAL – El mal es un punto de vista, nada más.

Hace tiempo que estaba con las ganas de ver la película de Zoe Berriatua. Lo intenté en los cines de Barcelona pero no fue posible, llegue tarde a los de Bilbao. Después de esta espera he conseguido en mi ordenador, disfrutar de esta hora y media con Esteban, Aritz y Sara, los protagonistas de esta opera prima.

Todos hemos ido al instituto y deseado alguna vez con rabia devolvérsela a aquellos que en algún momento nos hicieron sentir mal. Es posible que todos lo deseásemos, pero no decidimos llevarlo a cabo, al contrario que los protagonistas de la película que deciden cruzar la delgada linea que separa el bien del mal. La relación de estos tres personajes cruza múltiples etapas desde la no amistad, a la amistad, al amor, el odio, el deseo, el dolor, la venganza, el rencor, la desesperación…Todos, sentimientos que aparecen a flor de piel en cada uno de los personajes.

La película habla de muchas cosas, en algunas me he sentido identificada y me han hecho reflexionar. Por ejemplo, sobre la adolescencia, sobre el deseo inmenso de querer comerse el mundo, de querer escapar y acabar con todo lo que nos hace sufrir, de creer que somos capaces de todo, de robar, amar e incluso matar. También me ha hecho reflexionar sobre el amor, que existe en la película, sobre como los personajes al final acaban acudiendo al dolor y al odio en vez de agarrarse al amor que es lo que les unió en un principio.

Otra de las cosas que me ha hecho pensar, es una frase que dice Esteban: “El mal es un punto de vista, nada mas” . Cuando escuche esta frase en la película y en el momento en el que se decía, creí que Esteban tenia razón. Que depende desde donde se vea, las cosas pueden ser buenas o malas, o ninguno de los dos extremos y se quede en la ambigüedad. Siempre existen situaciones en las que no sabemos como posicionarnos, porque esa fina linea que es el punto de vista distorsiona lo que puede ser el bien o el mal. Después de acabar la película ya no veía tan clara esta frase.

Como esta era una frase que dice el personaje de Emilio, decidí que podría ser interesante su reflexión sobre esta frase como Emilio y como Esteban. Esto es lo que él me respondió:

“Es un tema difícil porque planteárselo lleva a plantearse grandes problemas de nuestro mundo: el castigo, la libertad… pero ahí voy: la verdad es que desde la primera vez que leímos esa escena con el director, encontré con que me resultaba fácil defender la postura de Esteban sobre el bien y el mal. Sin embargo es curioso porque yo sí que tengo la convicción de que hay cosas, acciones de las personas, que están claramente mal, en el sentido en que no cabe disculparlas ni disculparse uno a sí mismo sin antes reconocer el daño que se ha hecho. Para mí que esas acciones estén condicionadas por infinitas circunstancias, muchas de ellas remotas y difíciles de poner en el consciente, no es algo que impida la necesidad y el derecho que creo que todos tenemos a lamentarnos cuando una persona ha dañado a otra/s o a sí misma. Lamentarnos, enfadarnos y por supuesto ponernos en movimiento para que el daño sane y poner medidas para que no se repita, pero no desde la venganza.

Esteban y su amigo, en ese momento de la película, acaban de vengarse, no a sangre fría, pero sí de alguna manera. Hay que ver la frase dentro de esas circunstancias: por lo que acaban de hacer, a ellos les toca defender esa idea, que seguramente han pensado y han hablado muchas veces. Me parece interesante que dé a reflexionar, la cosa es, ¿qué se justifica con eso?”

Una historia centrada en los tres personajes protagonistas, austera en muchas cosas, pero en mi opinión, porque no necesita mas. Emilio Palacios, Jorge Clemente y Beatriz Medina consiguen engancharnos con sus actuaciones durante todo el largometraje. Nos hacen sentir y querer dejar de sentir, desde la primera escena en la que la música ya nos sumerge en un ambiente muy concreto, hasta el final en esa capilla (creo que era una capilla) en ruinas.

Opera prima sincera y honesta que hace una reflexión necesaria sobre lo que es el amor, la violencia y el dolor que estas dos conllevan, todo en el marco de la adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *