CRÍTICA DE “STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA”

(Crítica sin spoilers)

 

star wars

 

Antes de empezar la proyección estaba lleno de esperanza e ilusión. Una vez terminada no sabía muy bien que pensar… Pero sí sabía lo que sentía, mi cara de alucine total me delataba. Y ahora, habiendo meditado sobre el tema y debatido con detractores del film, puedo afirmarlo sin cautela: el Episodio VII consigue recrear lo que los fans galácticos más jóvenes no pudimos vivir en el 77, la fascinación al ver magia en la pantalla, la sonrisa y la emoción durante toda la proyección (o casi), las ganas de más al ver pasar los créditos.

 

 

Con sus más y sus menos, la película consigue algo muy difícil, no sólo continuar la saga sino además aportarle algo. El éxito se debe a que cumplir este ambicioso objetivo se enfoca con una gran humildad respecto a la grandeza de la saga original, sin pretensiones, equilibrando la ambición con simplemente dar un nuevo toque, aunque sea pequeño. Partir de cero y contar una historia completamente independiente habría sido muy arriesgado para un proyecto con una voluntad comercial tan clara. La nostalgia fue el fuelle que avivó este fuego y en eso se basa lo que nos sirven, un retorno a lo que tanto añoramos en las precuelas. Personajes carismáticos e interesantes. Efectos prácticos que dan credibilidad y encanto a este mundo mágico. La eterna historia del bien contra el mal que tan bien va con la fantasía épica. En resumen, todo lo que hizo que Star Wars se convirtiese en el fenómeno que es hoy en día.

 

Hay que decir, pero, que la película tiene algunas flaquezas. De ahí mi confusión inicial. La mayor de todas es que quizá se les haya ido un poco la mano con eso de las conexiones. Hay tantas similitudes con el argumento de Una nueva esperanza que hay quién considera esta película no una secuela sino una especie de reboot encubierto a lo Jurassic World. Pero a la vez en ella también encontramos elementos que nos recuerdan a El Imperio contraataca y El retorno del Jedi. Es casi como un intento de condensación de todo lo bueno de la primera trilogía. No es mala idea, pero sí problemática. Al comprimirlo pueden perderse cosas. Y la repetición constante puede hacerse tediosa. Y a parte, a veces es muy difícil sino imposible estar a la altura o superar lo que se homenajea. No obstante, esos tres peligros se evitan en la mayor parte del metraje gracias al nuevo enfoque. En la mayor parte…

 

Pero hay momentos que no están a la altura de lo que les rodea. Por citar tres: la revelación de de cierta información acerca del villano, que carece de dramatismo alguno cuando debería; las apariciones del Líder Supremo, más bien insulsas en gran parte por la pobreza de su diseño; el clímax. Con este último me refiero a la subtrama paralela que más se inspira en el tramo final del Episodio IV. La reinterprteación no ofrece nada nuevo y dista mucho de poder equipararse a su predecesora. El suspense es inexistente, no llegamos a sentir el peligro y la dificultad que supone llevar a cabo la misión, mientras que en la secuencia en que se basa ese riesgo se nos transmite a la perfección. Quizá todo se deba en parte al mayor de los problemas de esta escena, que no hemos podido conectar con los personajes implicados, los pilotos. El único con el que podríamos conectar es uno de los nuevos fichajes, Poe Dameron (Oscar Isaac), pero a duras penas le hemos conocido cuando llega el tercer acto.

 

Puede verse como otro error… Pero en parte es un acierto. Si no sentimos mucho por él es porque está desaprovechado, nos gusta verle pero apenas sale. Lo mismo sucede con Leia, que tiene un papel más bien secundario aunque su aparición y sobretodo su interacción con Han Solo nos hacen desear que tuviese más protagonismo. Y es que ese es uno de los puntos fuertes de la película, sus personajes y la relación que tienen entre ellos. Tanto los que retornan como los nuevos, todos desprenden carisma o tienen algo que les hace complejos e interesantes.

 

 

Han Solo sigue siendo el truhán de siempre a pesar de los años. Chewbacca es otra vez encantador y divertido. Rey (Daisy Ridley) es una heroína de enorme potencial con un origen misterioso que nos fascina. Todo indica que se ha criado a sí misma en un ambiente de lo más inhóspito y hostil, lo que la hace muy fuerte, pero a la vez tiene sus debilidades. A su vez Finn(John Boyega) tiene también sentimientos enfrentados. Tanto puede pecar de demasiada temeridad como de prudencia. Y luego está Kylo Ren(Adam Driver), un villano con grandes aspiraciones pero también grandes dudas.

 

 

Lo mejor de todo es que mucha de esta información se nos transmite sin diálogo alguno, de forma puramente visual. El uso combinado de la puesta en escena, el montaje y la música (John Williams genial como siempre), lo hacen posible. No hay más que observar tres escenas. Cuando descubrimos la motivación de Finn. Cuando observamos la cotidianidad de Rey. Cuando Kylo Ren reacciona a las malas noticias. Para más pruebas no hay más que fijarse en la enorme expresividad de BB-8, que prácticamente no es más que una bola, pero tiene una gran personalidad.

 

 

Así, los personajes están mucho mejor presentados que Dameron y cuando llega el tercer acto ya les conocemos y aprecimaos. Lo que acaba de matar a la subtrama con el piloto es que se ve eclipsada por las escenas intercaladas protagonizadas por Finn, Rey y Kylo Ren, que nos importan e interesan mucho más.

 

Con todo, pero, creo que lo positivo pesa mucho más que lo negativo. La luz vence al lado oscuro. Satisfecho con lo que he visto e intrigado por lo que veremos, ardo en deseos de volver a esa galaxia muy, muy lejana. Es un placer que la Fuerza vuelva a acompañarnos.

 

NOTA AL PIE: Si he tardado en redactar esta crítica es porque hasta esta última versión me había empeñado en incluir comentarios y descripciones detalladas de escenas. Servían para ilustrar mis argumentos pero no eran imprescindibles y hasta ahora, preparando la versión sin spoilers, no me había dado cuenta. Supongo que no podía evitar querer recrearlas para revivir la emoción… Creo que iré otra vez al cine a verla. TANTO me ha gustado.

 

Jaume Bernabéu

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *