CRÍTICA DE “LA CUMBRE ESCARLATA”

 

“La ignorancia de la chica”. Esa fue la frase que me rondó por la cabeza durante todo el tiempo mientras veía el nuevo trabajo de Guillermo del Toro. Y es que el hecho de que la película esté ambientada en el siglo XIX no es, a mi parecer, razón suficiente para utilizar dicha ignorancia como el elemento determinante para la construcción de todo el film, sino, más bien, una evidencia de la falta de originalidad en el guión.

 

 

El director instala una ironía dramática durante la primera parte de la película sobre la protagonista. Ironía clave, como ya he dicho, para que la historia se desarrolle. No es que tenga nada en contra de este recurso cinematográfico, ya que en muchos productos, ha sido el buen uso de éste la esencia del éxito… Más bien, lo que “chirría” aquí, es a quién se ocultan los hechos y el cómo y porqué se hace.

 

En la actualidad, en pleno apogeo de la cuarta ola del feminismo y su reivindicación de la igualdad y empoderamiento de la mujer, me parece difícil no sorprenderse ante la manera en que se ha decido presentar los sucesos: tanto el espectador como algunos personajes saben a ciencia cierta que algo maligno rodea a los antagonistas en esta historia. Y el director decide no compartirlo con su protagonista, Mia Wasikowska –algo que sería de lo más respetable, y normal hacer si se cambiase el género del protagonista–, siendo esta ignorancia que se le asigna artífice de todas las desgracias que le pasarán a continuación.

 

¿No había otras soluciones posibles que no fuesen engañar a la protagonista humillándola y rompiéndole el corazón? Y es que el recurso que se ha utilizado aquí no hace más que perpetuar la idea de que el género femenino es un sujeto al que hay que proteger, presentado siempre vinculado a una falsa idea de romanticismo, que desgraciadamente parece que acompañará eternamente a los personajes femeninos.

 

A mis ojos, este suceso no fue más que un claro síntoma de lo que pasaría a continuación; la película iba a quedar lejos de todas las buenas expectativas que una pudiese tener, pese a una brillante interpretación de Mia Wasikowska, tal y como nos tiene acostumbrados.

 

Mia Wasikowska interpretando el papel de Edith Cushing en La Cumbre Escarlata
Mia Wasikowska interpretando el papel de Edith Cushing en “La Cumbre Escarlata”

 

Vilma Bravo Amuedo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *