Películas para ver en Cine: “Walkabout”

 

“El instinto de supervivencia nunca se olvida”

 

En esta sección hablaré sobre películas que considero, sólo se pueden ver en pantalla grande. Películas no solo visualmente espectaculares, si no que el hecho de visionarse en grande aporta algo más. En mi opinión, todas las películas tendrían que verse en el cine, pero eso hoy en día sólo es posible si algún cine de reposición pase esa película.

 

Inauguro la sección con la opera prima como director de Nicholas Roeg, Walkabout (Australia, 1971). Roeg empezó como director de fotografía, participó en proyectos como Lawrence of Arabia o El Doctor Zhivago. Después de Walkabout, dirigió grandes películas como The Man Who Fell to Earth.

 

Walkabout habla sobre el viaje. El viaje de las personas y de su conexión con la naturaleza, de cómo la sociedad actual parece haber rechazado la libertad y vive bajo presión y preocupada por lo material.

 

La película empieza con una introducción en donde se nos muestra imágenes de la vida cotidiana, de la vida urbana, paredes, calles, movimiento. Roeg explica que quería mostrar la artificialidad de la ciudad y de sus paredes. Un ejemplo claro es cuando se nos muestra a los niños bañándose en una piscina que esta pegada al océano, una escena que roza lo ridículo de sus acciones. Todo esto va acompañado de sonidos tribales que le dan un toque de inconformidad creando un sentimiento de no encajar.

 

Walkabout

 

La historia trata sobre un hombre de ciudad que no se explica pero se puede intuir que tiene miedo a perder todo y que es despedido de su trabajo. Esto lo lleva a la locura, una de las consecuencias de la vida que vive. Decide coger el coche y llevar a sus niños al desierto en un lugar perdido de toda civilización, ahí quema el coche y se pega un tiro, dejando a sus hijos perdidos con muy poca comida , a merced del destino. Comienza el “Walkabout” de ellos. “Walkabout” es una palabra que significa el viaje que los aborígenes australianos realizan para pasar de ser niños a hombres, se adentran a lo desconocido de la naturaleza australiana y tienen que sobrevivir.

 

Estos niños perdidos se las apañan para sobrevivir un par de días hasta que encuentran a uno de estos jóvenes que esta en medio de su “Walkabout”, con él establecerán una relación de confianza y amistad basado simplemente en el lenguaje de señas. Aquí Roeg nos quiere mostrar el gran misterio que es el lenguaje. La chica joven intenta comunicarse con él a través de el lenguaje que ella entiende, el inglés, el no entiende nada, la comunicación comienza cuando el niño pequeño le hace señas, rompiendo así las barreras de las palabras.

 

Luego nos encontramos con la impresionante fotografía de Roeg. El director consigue que el paisaje y la naturaleza formen parte de la historia y nos adentra a este mundo salvaje y bello al mismo tiempo. Utilizando técnicas como el “Day for Night” para poder filmar escenas de noche espectaculares. Razón suficiente por la que esta película debería se visionada en un cine y no en una pantalla de ordenador.

 

Stanilsas Córdova

 

Walkabout

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *