CRÍTICA DE “ANOMALISA”

Anomalisa

 

La ganadora de la sección Noves Visions en la pasada edición de Sitges y del Gran Premio del Jurado en el festival de Venecia es un pequeño milagro hecho película, desde su financiación mediante Kickstarter y crowfunding hasta la colaboración de un equipo de mentes creativas, formado por Charlie Kaufman (guionista de Olvidate de mí, Adaptation, Cómo ser John Malkovich y director de Synechdote, New York), Duke Johnson (Moral Orel) y Dan Harmon (creador de la fantástica Community), que han hecho posible una maravilla dentro del cine de animación contemporáneo.

 

 

Campaña de Anomalisa para conseguir financiación:

 

 

La historia es aparentemente simple, pero encierra en sí una trama profunda y reflexiva:

 

Un profesor especializado en atención al cliente realiza un viaje para realizar una conferencia, su estancia en un hotel de la ciudad nos dará a conocer su personalidad y sus problemas, la no identificación con sus semejantes, el aislamiento y la soledad. Todo el mundo de nuestro protagonista dará un giro radical cuando conozca a Lisa.

 

Ante la aparente simpleza del argumento, Anomalisa indaga en la condición y las relaciones humanas, lanzando una pregunta al aire: ¿Estamos totalmente solos? La acción se desarrolla en un solo espacio, con dos protagonistas (brillante trabajo de voces de David Tewhlis y Jennifer Jason Leight) y la trama avanza mediante diálogos densos, en ocasiones rutinarios, salpicados de vez en cuando con un humor “made in Kaufman”. Este ambiente pesimista, desolador, maduro y denso del argumento puede confundir a algunos espectadores que se hayan visto atraídos por el film al tratarse de una película de animación. Pero lo cierto es que  Anomalisa se acerca más a Fresas salvajes de Ingmar Bergman que a Inside Out.

 

Hablando de la animación, cabe decir que la película esta hecha totalmente mediante el proceso de Stop Motion, utilizando maquetas y personajes con un diseño realista y, como era de esperar, el resultado es sencillamente soberbio, desde las expresiones de los personajes hasta la fluidez de los movimientos. La utilización de la animación no es casual. El argumento en esta ocasión esta sometido a la técnica de manera muy inteligente ya que mediante imagen real la película y la transmisión de su imaginario e ideas no hubiera sido posible.

 

 

Mucho se ha discutido sobre si Anomalisa es una película de autor o no. La realización de la animación de la película esta a cargo de Duke Johnson pero el tono, su guión, mensaje y contenido va a cargo claramente de Charlie Kaufman, y para los fans del guionista y director neoyorkino he de decir que encontramos rasgos propios del cine del director y guionista. Anomalisa es probablemente, la película menos “Kaufman” de Charlie Kaufman, siendo una película contenida, casi “de concepto”, que indaga en la profundidad de sus dos protagonistas, desviándose de la corriente que había adoptado en sus anteriores films. Pero, que no cunda el pánico, el sacrificio de su estilo caótico y alternativo ha hecho que sin lugar a dudas Anomalisa sea la obra más madura de Charlie Kaufman, una película humilde y minimalista, que no tiene nada que envidiar a las grandes producciones, gracias a la obra de un equipo creativo genial, demostrando que se pueden crear grandes obras sin la colaboración de grandes compañías, siendo sin lugar a dudas una pequeña joya dentro del cine de animación contemporáneo.

 

Daniel Belenguer Guerrero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *