SITGES FILMS (6)

Comentario de la cinta japonesa Over Your Dead Body, dirigida por Takashi Miike. Autor de la crítica: Èric Borràs, alumno de 1º.

 

 

El director japonés mundialmente identificado como “la provocación que llegó de oriente” vuelve a causar polémica, controversia e impacto sobre los espectadores con su último trabajo: Over Your Dead Body (Kuime), adaptación cinematográfica de la más famosa historia de fantasmas de la cultura nipona; eso sí, aplicando su inconfundible estilo pero sin abandonar la tradición teatral de esta leyenda.

 

La historia se narra inteligentemente siguiendo dos tramas paralelas: por un lado la muy presente representación sobre escenario del relato original Yotsuya Kaidan, y por contraposición, el día a día de los actores que dan vida a esta obra. A medida que se sucede el tiempo, la fina línea que separaba la realidad de la ficción acaba resquebrajándose.

 

Tres personajes y sus respectivos papeles en la función encabezan esta inquietante película. Una reconocida actriz de teatro, su amante (actor de poca monta) y la mujer con la que es engañada, interpretan a una esposa sumisa y enferma, su violento marido y la pretendiente por conveniencia del mismo. Desde el principio, los personajes ficticios son moldes de quienes los interpretan, dos caras de una misma persona en dos mundos muy diferentes: la ficción y la realidad. De esta forma, los actores que materializan a los personajes de la obra son poseídos por su propia interpretación, convirtiendo la representación teatral en un espejo de sus vidas. Así, el paralelismo entre los dos mundos, cada vez más evidente en el film, permite a Miike tergiversar la trama y jugar con la metáfora.

 

Sumando los elementos anteriores, se consigue un nuevo concepto de terror. Incluye lo fantasmagórico en un mundo no muy lejano al nuestro, que poco a poco va quedando contaminado por lo paranormal.

 

Over Your Dead Body nos presenta quésucedería si lo fantástico dejara de serlo, mediante una historia tradicional contada de una forma muy moderna, con una oscuridad que invade el ambiente, un terror psicológico que casi se puede tocar y el elemento gore que caracteriza a Takashi Miike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *