CRÍTICA DE “REGRESIÓN”

Unas expectativas tan altas como inalcanzables

 

E. Hawke y Emma Watson en una escena de Regresión
E. Hawke y Emma Watson en una escena de “Regresión”

 

Amenábar nos presenta en este nuevo film una historia creada sobre los cimientos de un miedo que acechó e invadió a gran parte de los Estados Unidos a finales de los años 80. La sospecha de la aparición de un gran número de Sectas Satánicas, respaldada por numerosas denuncias y extraños casos en donde la participación de dichas sectas parecía más que evidente. Sobre estos hechos reales se construye la historia de Ángela Gray –Emma Watson– una chica de 17 años que, con una dura declaración de abusos sobre su padre, invita al detective Bruce Kenner –Ethan Hawke– a investigar un nuevo caso que protagonizará y se desarrollará durante toda la película.

 

 

Sin duda, el esperado y ansiado regreso del director, sumado a una ambiciosa presentación del film crearon en el público unas expectativas que, lamentablemente, el director no ha logrado cumplir. Amenábar nos presenta una película que nace de unos hechos pasados, oscuros y misteriosos, que se desarrolla en un ambiente espeluznante propio de los mejores films del director y que va acompañado por una temática, tan morbosa, como puede ser el satanismo. Sin embargo, la película está narrada en una gran mediocridad carente de personalidad. Los acontecimientos van presentándose y remolinándose sobre si mismos, sin introducir nuevos elementos a la investigación que ayuden a que no decaiga el suspense y creando un círculo vicioso en una historia en donde, aparentemente, ni se avanza ni se evoluciona. Así, los hechos van sucediendo sin más y la película se desarrolla casi en su totalidad sin conseguir crear en el espectador aquella tensión y misterio propios de las mejores películas del director, hasta llegar a un previsible final, que es, inexplicablemente, revelado antes de tiempo por el director.

 

Emma Watson y Alejandro Amenábar durante el rodaje de Regresión
Emma Watson y Alejandro Amenábar durante el rodaje

 

Protagonizada por Ethan Hawke y Emma Watson encarnando a unos personajes principales cuyas personalidades y actuaciones a lo largo del film, no generan ningún tipo de empatía y que, difícilmente, permiten al público crear un vínculo con ellos. Mientras vemos a E. Hawke interpretar sorprendentemente bien al detective Bruce Kenner y su tranformación a medida que transcurre la historia, una sobreactuada Emma Watson no consigue, en ningún momento, que el público se posicione del lado de Ángela Gray, víctima potencial de la película.

 

Por otro lado, es justo decir que estilísticamente es impecable. Una ambientación fascinante, una fotografía tétrica y oscura dirigida por Daniel Aranyó, que en numerosas ocasiones consigue transmitir más que los propios acontecimientos. Y por último, la compañía de una música que parece abrazar las imagenes, a manos de Roque Baños.

 

Vilma Bravo

 

Un pensamiento sobre “CRÍTICA DE “REGRESIÓN””

  1. ¡Vaya artículo más interesante! No me perderé otro tuyo Duarte, pues las películas que tienes previsto tratar seguro que las volveré a ver con nuevas perspectivas, como estoy deseando hacer con Barfly! ¡Enhorabuena chaval!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *