CRÍTICA DE “LOS VENGADORES: LA ERA DEL ULTRÓN”

Los vengadores: la era de Ultrón
Los vengadores y los gemelos

 

Los Vengadores: La era de Ultrón (2015) es una película dirigida por Joss Whedon, en la cual los Vengadores se verán obligados a volver a trabajar juntos, cuando Tony Stark, junto a Banner, consigue dotar de inteligencia artificial a Ultrón, un programa diseñado para la defensa global pero que acabará por rebelarse y usará dicha inteligencia para exterminar la humanidad. A partir de este momento, Los Vengadores tendrán que mantenerse unidos, dado que no solo tendrán que enfrentarse a Ultrón, sino a Wanda y Pietro, unos gemelos con los que han experimentado con el cetro de Loki, dotándolos de poderes sobrehumanos.

 

 

Aunque con una trama mucho más complicada que la anterior película, no destaca por los giros de guión, sino por la tensión desenfrenada que se da en las distintas batallas y escenas de acción de la película. Aún así, en esta película el amor aterriza para desempañar un papel importante.

 

La fotografía, caracterizada por colores vivos y saturados, crea una atmosfera fría que sintoniza perfectamente con la temática tecnológica i artificial, propia de la ciencia-ficción.

 

Sin embargo, la particularidad más importante de esta película son los efectos especiales. Con una credibilidad, dentro del código de la película, y una espectacularidad visual impresionante, los efectos especiales cautivan al espectador desde el primer minuto del film hasta el último. Además, hay presencia de VFX en casi todos los planos de la película, ya sea en las batallas, persecuciones, cuando aparecen los robots, Ultrón, Iron Man o, sobre todo, Hulk y en los laboratorios, ya que encontramos las pantallas virtuales y el cetro de Loki. Hace falta mencionar como todo lo añadido digitalmente armoniza bastante bien con la realidad, aunque aporta un cierto distanciamiento y una cierta artificialidad tanto al espacio como a la fotografía.

 

Ultrón, el anatagonista

 

Es interesante que durante gran parte de la película, lo único verdaderamente real sean los actores, ya que a partir del Chroma, se es capaz de incorporar a los actores en un fondo CGI. De modo, que es necesario reconocer el buen trabajo de los actores a la hora de actuar ya que tienen que trabajar con su propia imaginación cuando interactúan con algo que se añadirá en posproducción.

 

Me llamó mucho la atención el primer plano de la película, ya que es un plano secuencia de una batalla donde vemos a los seis Vengadores luchando por separado y la cámara nos va transportando de uno a otro. Este tipo de plano secuencia solo se puede lograr con efectos especiales y, considero que es una manera muy inteligente de utilizar los efectos especiales que ya se necesitan para construir la imagen para configurar un plano atractivo, que integra al espectador aún más en la batalla y que aunque luchen en lugares distintos, transmite su trabajo en equipo.

 

Otro elemento que integra al espectador en la película, sobre todo en las escenas bélicas es el sonido. Gracias a el sonido sorround el espectador se siente rodeado de robots o que vuela junto a Iron Man.

 

Consecuentemente, Los Vengadores: La era de Ultrón es una película extremadamente comercial, donde los efectos especiales son vitales, casi tan importantes como el propio guión. Por lo tanto, más que una buena película, es una película entretenida con la que te se pasa un rato genial mientras se ve.

 

Òscar Larraga Domènech

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *