CRÍTICA DE “L’ATALANTE”

cartel de L'Atalante

 

L’Atalante es un relato aparentemente sencillo sobre la vida conyugal de una pareja recién casada. El marido Jean (Jean Daste) es propietario de un bote donde ahora tendrá que vivir con su esposa Juliette (Dita Parlo) acompañado de Pere Jules, una gran actuación de Michel Simon, sus muchos gatos y su criado. Jean Vigo retrata la vida cotidiana de esta pareja poniendo su atención en los pequeños detalles, dando importancia a las pequeñas experiencias de la pareja hasta llegar a un conflicto que pondrá en duda la consistencia de su amor y separará a los personajes hasta que vuelvan a reunirse posteriormente. Esta película consigue retratar tanto lo inocente como lo salvaje, tanto la hostilidad como la ternura. Como es característico del cine realista poético francés, los personajes pertenecen a una clase obrera, el costumbrismo y la sátira son especialmente representados por el personaje de Père Jules, un personaje basto y bruto que al mismo tiempo puede reflejar esa antítesis que contiene la película especialmente en el amor que tiene a sus gatos o en el buen trato que da a la Patrona, acciones que le dan especial humanidad y lo hacen entrañable, no en vano es el que al final consigue juntar a la pareja nuevamente. Al mismo tiempo, este personaje tendrá importancia ya que constantemente toca con el acordeón las canciones populares que acompañan al film. Por otra parte, ambos personajes principales, Daste y Parlo, logran transmitir un aura de delicadeza y sensualidad que fácilmente conmoverá al espectador.

 

Sigue leyendo