CRÍTICA DE “HER”

Her

 

I wish you were in this room with me right now.

I wish I could put my arms around you. I wish I could touch you.

Le susurraba Theodore a su nuevo sistema operativo.

 

Her no es una historia de amor convencional. Spike Jonze nos plantea una visión concernista de las relaciones humanas, tópico que ya vimos en I’m Here (2010), uno de sus trabajos anteriores a este film del 2013. Además de cortos, anuncios publicitarios, programas de televisión y videoclips, Jonze ha firmado películas del calibre de Being John Malkovich (1999), Adaptation (2002), ambas escritas por el talentoso guionista Charlie Kaufman, y Where the Wild Things Are (2009), basada en el libro infantil homónimo de Maurice Sendak. Todos sus filmes están dotados de una visión del mundo única, sensible y muy personal. Y Her no es una excepción.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Inconformista y desafiante. La leyenda del indomable.

 

 

El modo en que un hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que éste conlleva, la forma en que carga con su cruz, le da muchas oportunidades –incluso bajo las circunstancias más difíciles- para añadir a su vida un sentido más profundo. Puede conservar su valor, su dignidad, su generosidad. O bien, en la dura lucha por la supervivencia, puede olvidar su dignidad humana y ser poco más que un animal, tal como nos ha recordado la psicología del prisionero en un campo de concentración. Aquí reside la oportunidad que el hombre tiene de aprovechar o de dejar pasar las ocasiones de alcanzar los méritos que una situación difícil puede proporcionarle. Viktor Frankl.

 

 

El cineasta estadounidense Stuart Rosenberg dirige en 1967 uno de los más críticos y emotivos clásicos del cine carcelario, La leyenda del indomable, obra maestra de este director, que volvería a alcanzar el éxito en 1980 con Brubaker, otra película en la que también trata el tema de la crueldad del sistema penitenciario americano.

 

La leyenda del indomable.

 

Sigue leyendo