Archivos de la categoría NEGATIVO GANADOR

NEGATIVO GANADOR: Resonancias

RESONANCIAS

Imagen movimiento y tiempo

 

“El digital mira hacia atrás sin ira y se reconoce en el espejo de los orígenes del cine”
Sergi Sánchez, Hacia una imagen no-tiempo

 

Un barco atraviesa de izquierda a derecha el cuadro de una de las primeras vistas de los hermanos Lumière, Lancement d’un navire (Louis Lumière, 1896) [Fig. 1]. 120 años después, este mismo gesto se repite como si estuviera reflejado en un espejo en Pasaia Bitartean (Irati Gorostidi, 2016), donde otro barco recorre en la dirección inversa un cuadro de idéntica composición [Fig. 2].

 

[Fig. 1]

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

Fantasmas del pasado, Tarde para la ira.

 

 

Los presos del cine quinqui han vuelto, han cumplido su condena. Los muertos nunca volverán, eso está claro (los atributos de credibilidad que tenía aquel neorrealismo español de los ochenta se han esfumado con el tiempo). Los personajes de esta película ya no son delincuentes juveniles que se reúnen en un descampado para hablar de sus “palos”, fumar porros y escuchar a Los Chichos o a los Burning en su loro de una pletina. En Tarde para la ira son adultos que cometieron errores en el pasado y que quieren olvidarlos. Se reúnen en el bar para beber, jugar y escuchar, en este caso, a La Húngara o Miguel Poveda. Incluso la rumba y la juerga flamenca tienen un significado parecido pero no igual al que tenían en el cine de José Antonio de la Loma o en el de Eloy de la Iglesia. Es una vuelta a casa desde el exilio. Ahora los elementos narrativos expresan una renovación generacional que remite a la nostalgia.

 

Raúl Arévalo

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR en los IX Premios Gaudí

A Albert Serra también le gusta el sushi

Una crónica de Àngels Melange

 

 

(Aviso al lector: Aquí no encontrarás una lista de los galardonados, sino una crónica un tanto subjetiva de mi paseo por la Gala. )

 

Ayer asistí a la novena edición de los Premios del Cine Catalán en el Auditorio del CCIB gracias al Carnet Jove, quien nos seleccionó como Prensa Joven para asistir al evento y escribir sobre él en nuestra revista.

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Cine polémico

LAS 10 PELÍCULAS DE TERROR DEL SIGLO XXI

 

 

 

Como en cada generación, los miedos cambian y por consecuencia, las películas de terror lo hacen. Vivimos en la era de YouTube, los Vines, el ISIS y los videos de narcotraficantes cortando cabezas en paginas web no demasiado difíciles de encontrar.

 

Mi generación carece de sentimientos, la violencia no le afecta como al resto, somos los más morbosos, los que buscamos imágenes de los pobres diablos que saltaban del World Trade Centre. Somos la generación que con dos clicks puede ver porno en HD. El terror evoluciona según la época, y no sé si dieciséis años de siglo son muchos o es que estamos bastante tarados. Pero bueno, aquí os dejo los diez títulos de terror imprescindibles de lo que llevamos de milenio.

 

No me he basado en su calidad, sino en su capacidad de innovación del terror y en lo bien que representan los subgéneros (o subsubgéneros en ciertos casos) que deciden tratar. De nuevo, esta es mi opinión, vosotros juzgáis hasta qué punto es la correcta.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Resonancias

RESONANCIAS

La supervivencia

 

“Sube en mis hombros, padre: a fe que mucha

No ha de serles la carga: en todo evento
Uno sea el peligro a entrambos; una
O piadosa o adversa, la fortuna.”

Virgilio, La Eneida, CXXXVI

 

[Fig. 1]

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: De Ulises a Superman

TRASPASANDO EL UMBRAL

 

 

Es de sobras conocido que, en el viaje del héroe, los mundos que se encuentran antes y después del paso del Umbral (el inicio de la aventura) son mundos claramente diferenciados. El héroe, consciente en mayor o menor medida, decide cruzar esa puerta hacia lo desconocido y así, enfrentarse a todas las pruebas de fuego que lo definirán para siempre. No obstante, también se da el caso inverso.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Otro cine español

EL CIUDADANO ILUSTRE

 

Parece que cada vez hacemos menos honor al nombre de nuestra sección. Por un lado porque los propios directores que incluimos en ese “otro” cine, reniegan de dicha etiqueta; por otro, porque hoy vengo a hablaros de la película preseleccionada por Argentina para representar a su país en los Oscar (aunque podría justificarme en que tiene coproducción española), en la única sección en la que la Academia acepta “intrusos” de este cine algo al margen del que nos gusta hablar.

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: El existencialismo en el cine

La fortuna de morir, Ikiru.

 

El hombre es un genio cuando se está soñando. Akira Kurosawa

 

 – Akira Kurosawa

 

Sigue leyendo

NEGATIVO GANADOR: Resonancias

RESONANCIAS

La promesa de Tara

 

 

“¡A Dios pongo por testigo de que nunca más volveré a pasar hambre!” – Escarlata O’Hara (Lo que el viento se llevó, 1939)

 

(Fig. 1)

 

 

Cómo olvidar aquella promesa que, hace ya casi 80 años bajo el árbol de Tara, proclamaba desafiante la Escarlata O’Hara de Lo que el viento se llevó (Gone with the wind, 1939), aquella promesa de la que solo eran testigos el árbol bajo el que se encontraba -relacionado con la idea de las raíces- y los enmudecidos espectadores de la sala de cine, y en la que ponía a Dios por testigo de que nunca más volvería a pasar hambre (Fig. 1), en una secuencia que se situaba en la mitad exacta del colosal filme de casi cuatro horas de duración, justo antes del intermedio, y que sin ninguna duda marcaba el punto de inflexión del memorable personaje interpretado por Vivien Leigh.

 

 

Los tonos rojizos de la imagen parecían anunciar su grabado a fuego en las retinas de los espectadores, pues la de Escarlata es sin duda una de las estampas más emblemáticas y referidas de la Historia del cine. Su grandeza, subrayada a través de un crescendo musical, obra del compositor Max Steiner, y un travelling en retroceso que iba de un plano general del personaje a un gran plano general, no solo dejaba constancia de la férrea convicción de la joven O’Hara, sino que la situaba inmediatamente en la lista de protagonistas mayúsculos de la ficción cinematográfica.

 

 

Esta puesta en escena tan peculiar permite, al mismo tiempo, señalar un cierto proceso de conversión en símbolo, pues todo este encumbramiento del personaje antes descrito tiene como peculiaridad visual un fuerte contraluz que solo permite percibir la silueta de Escarlata O’Hara. Desprovista así de cualquier rasgo definitorio o distintivo, la mujer de la novela de Margaret Mitchell se convierte por un instante en todas las mujeres del mundo.

 

 

Así, debido a la importancia y magnitud del personaje de Escarlata O’Hara, y tomando la imagen descrita como muestra, podemos rastrear la permanencia de la heroína clásica en toda la producción cinematográfica posterior, hasta toparnos con ejemplos aparentemente tan difíciles de vincular como, en este caso, el de Joddy Hopps, la conejita antropomórfica protagonista de una de las últimas cintas del estudio Pixar: la fábula Zootrópolis (Zootopia, 2016).

 

 

De nuevo con el horizonte de fondo y a contraluz (Fig. 2), en una secuencia en clave cómica heredera de La recluta Benjamín (Private Benjamin, 1980), nos encontramos con la silueta de un personaje femenino con una férrea convicción, en esta ocasión la de cumplir su sueño casi imposible de convertirse en policía en un mundo eminentemente masculino; una idea que también vincula el personaje de una forma muy evidente a la Clarice Starling de El silencio de los corderos (The silence of the lambs, 1991).

 

 

(Fig. 2)

 

Situada la imagen en esta ocasión en el primer tramo de la película, en mitad de una batería de imágenes que marcan el paso de la aspirante por la academia, de nuevo también sirve para establecer un antes y un después muy marcado en la evolución del personaje, así como, en esta ocasión, permitir una presentación del mismo de una forma muy sintética. La promesa de Escarlata O’Hara, aquella bajo el árbol de Tara, es reformulada y todavía hoy continúa vigente. Las imágenes del pasado, filtradas por nuevas sensibilidades, continúan poblando las pantallas actuales.

 

 

Este mismo gesto de convicción, personificado en los personajes de O’Hara y Hopps, es el que ahora le gustaría invocar al autor de estas palabras para manifestar el espíritu firme y renovado de esta sección y esta revista digital después del parón vacacional, poniendo a dios por testigo de que nunca más volveremos a pasar hambre (de imágenes).

NEGATIVO GANADOR: De Ulises a Superman

EL ÁNGEL CAÍDO

 

“El Corazón del Ángel” (“Angel Heart” – Alan Parker, 1987)

 

“La muerte está en todas partes, Johnny… ¿Pero qué es lo que le da valor a la vida humana? Algunos la aman, otros la odian. La carne es débil. Solo el alma es inmortal… ¡Y la tuya me pertenece!” (Louis Cyphre)

 

 

En cualquier religión occidental, existe un némesis. Este némesis es, ante todo, la contraposición al concepto del Bien. La seducción, la codicia, la ausencia de compasión y amor… en el arte y en los textos sagrados que influyen en este primero, aparece de diversas formas y con infinidad de facetas, pero el Diablo, en toda su complejidad, es siempre reconocible.

 

Por supuesto, el cine ha seguido la tradición de mostrar al Diablo de diferentes maneras. Una de las películas que más ha dado de qué hablar sobre esta temática es “El Corazón del Ángel“, del director británico Alan Parker, que supone la primera incursión del realizador en una película de cine noir con gruesas pinceladas de jugo sobrenatural.

 

Sigue leyendo